El Embajador de Venezuela ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Jorge Valero, reafirmó este martes, que Estados Unidos es el mayor violador de Derechos Humanos en el mundo.

En su intervención en la Conferencia Gobernanza Global y Desarrollo, el Embajador de Venezuela ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, señaló que en plena pandemia de la COVID-19, Estados Unidos se retiró de la Organización Mundial de la Salud (OMS), resultando paradójico que el Gobierno imperial tome esta decisión cuando más se necesita fortalecer esta organización.

En este sentido, cuestionó que el presidente estadounidense, Donald Trump, acuse a China de haber ocultado información relevante sobre el Coronavirus a la Comunidad Internacional, especialmente a la OMS y dicha organización sería supuestamente su cómplice.

En materia Comercial, Valero destacó que EE.UU. sigue siendo miembro de la Organización Mundial de Comercio (OMC), donde cada día son más recurrentes sus prácticas proteccionista contrarias al Sistema Multilateral de Comercio, así como sus ataques al funcionamiento de la organización como parte de la guerra comercial contra China.

En relación al tema de Seguridad y Desarme, puntualizó que el Gobierno estadounidense se retiró del Tratado de Fuerzas Nucleares y Alcance Intermedio (INF) y ha declarado que Estados Unidos no extenderá la vigencia del tratado sobre reducción de armas estratégicas.

“Estamos obligados a defender y promover la paz como consagra la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el nuevo orden internacional que busca perpetrar el imperialismo, la cual se fundamenta para mantener su hegemonía, por eso estimula conflictos armados en el mundo, en particular en países del Sur, recurriendo a la xenofobia y propicia la desintegración y la fragmentación de las naciones”, señaló.

Asimismo, aseguró que la fuerza imperialista ha impuesto una manera de organizar la vida de las sociedades modernas a partir del americanismo, como supuesto pensamiento universal, el cual confunde universalidad con uniformidad.

Enfatizó que para alcanzar la paz universal, es necesario que se cumplan los 17 objetivos de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible y sus 169 metas, teniendo en cuenta las tres dimensiones del desarrollo: económica, social y ambiental.

Reafirmó que la Revolución Bolivariana de Venezuela, está comprometida con la implementación de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, al tiempo que aseveró que Venezuela propone avanzar en el diálogo religioso e intercultural, en el contexto de una cultura de paz.

“Ante la conducta del Gobierno imperial, se debe articular un vasto de movimientos de naciones y pueblos, que levanten las banderas de la paz”, indicó.

Finalizó, manifestando que la diplomacia para la paz que promueve Venezuela, se fundamenta en los valores de justicia social internacional que fomenta la confraternidad humana y condena el racismo y la xenofobia.

/maye