Bogotá, 11 jul (Prensa Latina) El partido Fuerza Alernativa Revolucionaria del Común (FARC) agradeció hoy a Cuba su apoyo y posicion de garante a la implentación del Acuerdo de Paz en Colombia.
Este acuerdo alcanzado en 2016 en La Habana, Cuba, luego de cuatro años de pláticas entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo y el gobierno de Juan Manuel Santos, puso fin al conflicto armado más antiguo de Latinoamérica.

Como resultado del Acuerdo Final, nació el partido FARC el cual denuncia que el actual gobierno de Iván Duque está haciendo trizas lo alcanzado ante la cantidad de excombatientes, líderes sociales e indígenas aseinados, entre otros incumplimientos.

El vicecanciller cubano Rogelio Sierra en conferencia de prensa, el pasado jueves, subrayó que Cuba decidió mantener por el momento su condición de garante de los acuerdos de paz entre el gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército de Pueblo (FARC-EP).

La decisión responde a múltiples solicitudes en ese país y de la comunidad internacional sobre la conveniencia de continuar desempeñando el papel de garante de los procesos de paz en esa nación suramericana, dijo.

Cuba siempre ha actuado con imparcialidad, transparencia, discreción y a solicitud de ambas partes, con el propósito de ayudar al anhelo compartido de una paz integral en Colombia, añadió.

Recordó que la cancillería cubana emitió el pasado 4 de junio una declaración de rechazo y denuncia sobre las acciones de manipulación política acerca de su papel en el proceso de paz en Colombia.

Esas campañas, apuntó, facilitaron los pretextos a Estados Unidos para incluir a Cuba en la espuria lista de países que no cooperan contra el terrorismo y la calificación, en el informe anual del Departamento de Estado, como ‘refugio seguro’ para terroristas.

Señaló, asimismo, que tras la ruptura de los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) a raíz del atentado contra la Escuela de Cadetes de la Policía de Bogotá, una acción condenada oportunamente y de forma pública por Cuba, el gobierno de Iván Duque desconoció un Protocolo de Ruptura previamente acordado para estos casos.

Resulta contradictorio que el gobierno de Colombia haya reconocido en varias ocasiones el papel de Cuba en el proceso con las FARC, y sin embargo desconozca acuerdos suscritos con nuestro país, también en condición de garante, en el proceso de paz con el ELN, afirmó.

ga/otf