El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, abogó por una respuesta valiente y coordinada a la compleja crisis causada por el nuevo coronavirus.

Durante su participación, en la videoconferencia de la Cumbre del Grupo de Contacto del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) que se celebró este lunes, Guterres reiteró que la Covid-19 ha provocado muchísimo sufrimiento a las personas y a la economía mundial, ha expuesto la fragilidad de la humanidad y demostrado las profundas desigualdades existentes en el mundo.

“Debemos reconocer que no se ha mostrado suficiente solidaridad con los países en vías de desarrollo. Estos países necesitan mucho apoyo para sellar las brechas existentes en sus sistema y también para enfrentar las consecuencias económicas y sociales en sus sociedades. Debemos garantizar que la respuesta sea efectiva contra el coronavirus”, exhortó. 

Guterres ratificó que el MNOAL y la ONU juegan un papel importante para poner fin a la pandemia, sus efectos económicos y para aprovechar estas situaciones en vías  de crear un mundo “en que nadie quede atrás”.