Washington, 24 abr (Prensa Latina) Expertos médicos califican hoy de propuesta extremadamente peligrosa y potencialmente mortal la sugerencia del presidente Donald Trump de que los desinfectantes sean explorados como un posible tratamiento contra el nuevo coronavirus.

La víspera, en la reunión informativa diaria en la Casa Blanca sobre el SARS-Cov-2, William Bryan, subsecretario interino de ciencia y tecnología del Departamento de Seguridad Nacional, hizo una presentación sobre la capacidad de la luz solar, el cloro y el alcohol isopropílico para eliminar el coronavirus en el aire y en superficies.

Tras esa intervención, Trump sugirió que los científicos podrían encontrar alguna forma de ‘golpear el cuerpo’ con luz ultravioleta o ‘simplemente muy poderosa’ y también ver si podían inyectar desinfectantes en el organismo para combatir el virus.

Veo el desinfectante, que lo saca en menos de un minuto y hay una manera en que podamos hacer algo como eso con una inyección, casi como una limpieza, dijo el gobernante republicano.

El mandatario añadió que el virus entra en los pulmones y les hace un gran daño, ‘así que sería interesante probar eso. Van a tener que hablarlo con los doctores, pero a mí me suena interesante’, manifestó.

Médicos consultados sobre el tema por la cadena de televisión NBC News recordaron que los desinfectantes como el cloro son venenosos y peligrosos cuando se manejan mal.

Esta noción de inyectar o ingerir cualquier tipo de producto de limpieza en el cuerpo es irresponsable y es peligrosa. Es un método común que las personas utilizar cuando quieren suicidarse, declaró Vin Gupta, neumólogo y experto en políticas de salud global.

Según la página digital del medio, la propia Administración de Alimentos y Medicamentos del gobierno estadounidense ha advertido específicamente en contra de beber los productos químicos de desinfectantes, los cuales pueden causar náuseas, vómitos, diarrea y síntomas de deshidratación severa.

‘Cualquier cantidad de cloro o alcohol isopropílico o cualquier tipo de limpiador doméstico común es inapropiado para la ingestión, incluso en pequeñas cantidades. Pequeñas cantidades son mortales’, dijo Gupta.

El especialista agregó que fue ‘desmoralizador’ como médico escuchar a la Casa Blanca ‘vender mensajes de salud inadecuados’, y dijo que el presidente tenía un patrón de impulsar tratamientos médicos no probados.

‘Por favor, no hagas esto. Respetuosamente, todos los toxicólogos’, escribió en Twitter Bryan Hayes, profesor asistente en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

Medios norteamericanos señalan que el presidente ha promocionado repetidamente tratamientos no probados durante las sesiones informativas diarias, entre ellos el uso de la hidroxicloroquina, un fármaco contra la malaria, cuya efectividad ante el coronavirus no se ha demostrado.

oda/mar/cvl