OSCAR H. AVELLANEDA 17 ABRIL 2020

El 16 de abril de 1961 en la esquina de las calles 23 y 12 de la Habana, Fidel habló ante la muchedumbre que rendía tributo a las víctimas del cruel bombardeo, perpetrado la víspera por aviones norteamericanos, contra las bases de Ciudad Libertad, San Antonio de los Baños y Santiago de Cuba, que dejó el lamentable saldo de 7 muertos y más de 50 heridos.

Durante el sepelio de los caídos en defensa de la Nación, Fidel proclamó por primera vez el carácter socialista de la naciente Revolución Cubana señalando:

“Compañeros obreros y campesinos: esta es la revolución socialista y democrática de los humildes, con los humildes y para los humildes. Y por esta revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes, estamos dispuestos a dar la vida”

“Lo que no pueden perdonarnos los imperialistas es que estemos aquí, lo que no pueden perdonarnos los imperialistas es la dignidad, la entereza, el valor, la firmeza ideológica, el espíritu de sacrificio y el espíritu revolucionario del Pueblo de Cuba”.

“Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos!”

“¡Y que esa Revolución socialista la defendemos con esos fusiles!”

“¡Y que esa Revolución socialista la defendemos con el valor con que ayer nuestros artilleros antiaéreos acribillaron a balazos a los aviones agresores”.

“Y esa Revolución (…) la defendemos con los hombres y las mujeres del Pueblo”.

Milicianos y soldados del Pueblo trabajador, con sus fusiles en alto aprobaron sus palabras y dejaron bien claro que defenderían la Revolución hasta la última gota de sangre.

Se dio en ese momento un salto en la conciencia política de un Pueblo que decidía su destino.

Fidel de manera premonitoria alertó sobre la inminencia de una invasión a la isla, organizada por el gobierno de los EEUU, y en la madrugada del 17 de abril 1.500 hombres financiados, entrenados y fuertemente armados por la administración norteamericana, desembarcaron por Playa Girón y Playa Larga.

Ante la resistencia, heroísmo y coraje de los cubanos en menos de 72 horas los mercenarios fueron aniquilados de manera aplastante, convirtiéndose Girón en la Primera Gran Derrota del imperialismo yanqui en América.

En el XV Aniversario de la victoria de Playa Girón y la proclamación del carácter socialista de la Revolución, Fidel expresó:

“La experiencia demuestra, sin embargo, que pese a estos fabulosos medios puestos al servicio de la reacción, la subversión y el crimen, el imperialismo no puede detener la marcha victoriosa de los Pueblos. Girón, Vietnam, Laos, Cambodia, Guinea-Bissau, Mozambique, Angola y otros ejemplos similares, son pruebas irrebatibles de esta verdad”.

“No hay obra humana perfecta y tampoco lo son, por supuesto, las revoluciones, que las hacen los hombres con sus limitaciones e imperfecciones. La marcha de la humanidad hacia el futuro debe necesariamente conocer experiencias dolorosas, pero ese futuro pertenece a los principios, a la solidaridad revolucionaria entre los Pueblos, al socialismo, al marxismo-leninismo y al internacionalismo”.

El 2 de diciembre de 1976, Fidel en la constitución de la Asamblea Nacional del Poder Popular precisó:

“El socialismo, elevado a su más alta expresión con las ideas de Marx, Engels y Lenin, nos enseñó también las leyes que rigen el desarrollo de la sociedad humana y los caminos que conducen al triunfo definitivo de nuestra especie, sobre todas las formas de esclavitud, explotación, discriminación e injusticia entre los hombres”.

El 5 de diciembre de 1988, en el acto en conmemoración del XXXIII Aniversario del desembarco del Granma puntualizó:

“¡El socialismo es y será la esperanza, la única esperanza, el único camino de los Pueblos, de los oprimidos, de los explotados, de los saqueados; el socialismo es la única alternativa! Y hoy, cuando lo quieren cuestionar los, enemigos, debemos defenderlo nosotros más que nunca”.

En las conclusiones de la Asamblea Provincial del Partido de La Habana, el 3 de febrero de 1991, afirmó:

“… nosotros escogimos el socialismo porque es un sistema justo, un sistema mucho más humano, un sistema de verdadera igualdad…”

Finalmente, Fidel al cumplirse 40 años de la declaración del carácter socialista de la Revolución Cubana expresó:

“Sin el socialismo Cuba, aunque sin pretenderlo, no se habría convertido en ejemplo para muchas personas en el mundo y en el vocero leal y constante de las causas más justas”.

Cincuenta y nueve años después, Cuba mantiene en alto sus fusiles, mientras desarrolla un socialismo próspero y sostenible con la participación protagónica del Pueblo, hoy más unido que nunca en el enfrentamiento a los planes subversivos de Estados Unidos y a su política de bloqueo, que se recrudece, incluso, en el complejo escenario actual agravado por la COVID-19

Rendimos homenaje al heroico Pueblo Cubano que es faro de solidaridad, humanismo y dignidad para todos los Pueblos del mundo.

Gráfica.- Jefe Fidel Castro Ruz, en las honras fúnebres de las víctimas del bombardeo a distintos puntos de la República de Cuba

Fuentes:

http://www.fidelcastro.cu/es/articulos/56-anos-de-la-proclamacion-del-caracter-socialista-de-la-revolucion-cubanahttps://pacocol.org/index.php/noticias/cultura/667-fidel-y-el-caracter-socialista-de-la-revolucion-cubanahttp://www.juventudrebelde.cu/cuba/2020-04-15/con-fidel-y-los-fusiles-en-alto