La nueva norma, que legalizó las jornadas laborales de hasta 60 horas semanales y el sostenimiento de médicos concurrentes (cumplen las mismas tareas que los residentes pero sin remuneración alguna), impulsó la medida de fuerza .

Luego de que la Legislatura porteña aprobara la ley que regula la actividad de médicos residentes y concurrentes, los profesionales de la salud desarrollan este viernes un paro de actividades con una concentración pacífica en avenida Corrientes y Callao para marchar hasta el Obelisco. El servicio de las guardias de los hospitales, en tanto, está garantizado.

La medida de fuerza se produjo en respuesta a la represión desatada en la tarde de ayer frente al Palacio Legislativo, mientras los diputados aprobaban la iniciativa oficial y los residentes y concurrentes se oponían a la pérdida de derechos.

El nuevo régimen que regula la actividad de estos médicos que se desempeñan en el sistema de salud porteño se aprobó ayer en una sesión caldeada y en medio de protestas callejeras que fueron dispersadas con gas pimienta por parte de la Policía de la Ciudad.

Entre los artículos que los residentes cuestionan está la “legalización de jornadas laborales extenuantes”, que afirman pueden superar las 60 horas semanales, y el “sostenimiento del régimen de concurrentes”. Es decir, médicos que cumplen las mismas tareas que los residentes pero sin remuneración alguna.

Thomas Khazki

En un documento dado a conocer por estos profesionales advirtieron sobre la falta de la mención de los concurrentes y residentes como “trabajadores y trabajadoras” en el segundo artículo de la norma, y alertaron de la puesta en práctica de “un régimen de formación de postgrado en servicio y contexto de trabajo para profesionales de reciente graduación”. Ellos exigen que “ se establezcan los mismos derechos y obligaciones que el conjunto de les trabajadores de la salud, siendo llamados como tal”.

En otro punto, señalaron que la iniciativa oficial “cristaliza la explotación laboral de les residentes reconociendo la carga horaria mínima de 36 horas” semanales (6 horas semanales más que el resto de los profesionales), y la contemplación de un máximo de 64 horas “perpetúa un régimen laboral de explotación, muy por encima de cualquier convenio colectivo”.

Thomas Khazki

Además, se mostraron en contra de la diferenciación que se establece entre los residentes y concurrentes con los profesionales de planta. Y citan como ejemplo la eliminación del coeficiente vinculado al cargo profesional de planta para calcular los salarios y un régimen de licencias distinto al establecido por ley que regula el ejercicio profesional en salud.

La nueva norma regulariza la precarización de las tareas de los cerca de 1.500 concurrentes, sin salario, ART ni viáticos, advierten desde los sindicatos. También incorpora un estricto sistema de disciplina y modifica el cálculo de la actualización salarial de los residentes.

“Este proyecto cristaliza un régimen de sobreexplotación laboral, es decir, que existe en la actualidad, pero que ahora es revestido por la ley. Entre otras cosas, impone un régimen de sanciones que permite echar médicos por ‘incumplimento moral’, algo muy difuso que puede usarse arbitrariamente”, comentó a Télam una de las profesionales movilizadas.

“Los residentes y los concurrentes sostenemos muchas áreas del sistema de salud, entre ellas, las guardias de todos los hospitales”, afirmó al respecto una de las residentes del Hospital Piñero.

En ese sentido, el presidente de la Fundación Cardiológica, Jorge Tartaglione, también se sumó al reclamo de los profesionales al asegurar que “sin residentes no hay salud de calidad”.

Junto a un video que su subió a su cuenta de Twitter, el médico cardiólogo reflexionó: “¿Vos te subirías a un micro si el chofer viajó toda la noche? NO. Pero podés llegar a operarte con un médico que no durmió. Son médicos trabajadores de la salud”. Y explicó que sin formación médica no hay futuro y que podría detener el sistema de salud. “Reprimir a médicos que reclaman sus derechos es atentar a futuro. Si sos médico y te quedas callado es que no tenes idea qué es ser residente, por ende no tenés formación”, alertó.

La movilización partió de Corrientes y Callao y llegó hasta el Obelisco

La iniciativa del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta había ingresado hace menos de dos semanas a la Legislatura y fue presentada oficialmente por la ministra de Salud, Ana María Bou Pérez, ocasión en la que ya se habían escuchado fuertes críticas de la oposición, los sindicatos y los propios residentes.

Los médicos residentes y concurrentes ya habían manifestado su preocupación por el proyecto de ley 2828, el cual fue tratado de manera exprés en una primera reunión informativa el 20 de noviembre y otra el 22. Ese día se le dio despacho para ser tratado en la sesión ordinaria de este jueves. Finalmente, fue aprobado con 34 votos positivos y 5 abstenciones.