Brasilia, 10 sep (Prensa Latina) El Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil denunció que la Lava Jato apela hoy una vez más a falsas acusaciones contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva para la operación evadir serias revelaciones de que actuó ilegalmente.

Firmada por su presidenta, Gleisi Hoffmann, la nota del PT advierte que la Lava Jato procedió nuevamente este lunes, al verse arrinconada por las graves informaciones de que actúo fuera de la ley para dar el golpe de impeachment (proceso de destitución) y arrestar a Lula, quien cumple prisión política desde el 7 de abril de 2018.

Este es el significado claro de la queja sin evidencia presentada ayer contra el fundador del PT y uno de sus hermanos, José Ferreira da Silva, conocido como Frei Chico, por los fiscales de Lava Jato en Sao Paulo, refiere el mensaje.

Según el Ministerio Público Federal de ese estado, Frei Chico supuestamente recibió entre 2003 y 2015 unos 275 mil dólares del grupo Odebrecht como parte de un paquete de ventajas indebidas ofrecidas al exsindicalista a cambio de beneficiar a la empresa desde el Gobierno federal.

En el texto, Hoffmann asegura que ‘la defensa de Lula ya ha demostrado la parcialidad e ineptitud de esta denuncia, que de nueva solo tiene la fecha. Una vez más acusan a Lula sin señalar los actos que habría realizado, los llamados actos indeterminados, es decir, acusan para fabricar titulares de otra farsa judicial’.

Y hablan, alerta, ‘de presunta corrupción en un momento en que Lula ya no estaba en el Gobierno. Por lo tanto, no puede ser acusado de delitos exclusivamente típicos de funcionarios. Ignoran a los testigos de la defensa y prevalece la evidencia de inocencia, como siempre’.

El PT considera que se trata de ocultar la inmundicia del exjuez y ministro de Justicia, Sérgio Moro, del fiscal Deltan Dallagnol (coordinador de la Lava Jato) y sus cómplices, confirmada por periodistas que han analizado sus conversaciones secretas.

Subraya que ‘el abuso flagrante de la autoridad, el asalto al Estado de Derecho y la denuncia difamatoria reiterada constituyen crímenes continuos por parte de esta organización política que debería haber estado respondiendo durante mucho tiempo a los órganos de control interno de la fiscalía y a los propios tribunales’.

De acuerdo con la nota, cuanto más tiempo permanezcan impunes estos abusos, más frágiles serán el Ministerio Público, el Poder Judicial y la democracia en el país,

‘La sociedad brasileña quiere redescubrir la paz, restaurar el Estado de Derecho democrático, reconstruir el país, y esto solo será posible cuando se reconozca la parcialidad de Moro y los fiscales, cuando se revoque la farsa judicial contra Lula y tenga un juicio justo’, remarca el Partido de los Trabajadores.

oda/ocs / https://www.prensa-latina.cu