Bogotá, 26 ago (Prensa Latina) El partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) exigió hoy al gobierno colombiano garantías de vida, cese de la persecución y estigmatización contra sus militantes.

Dicho pronunciamiento tuvo lugar tras denunciar ‘un atentado contra dos miembros de nuestra comunidad dedicados a la conservación de los recursos naturales renovables y no renovables, al desarrollo y fortalecimiento de la economía local; y la defensa de los acuerdos de paz’, detalló en un comunicado.

Albeiro Parras y Patricia Jaramillo, fueron objeto de disparos por parte de tres sujetos que se desplazaban en una motocicleta, cuando regresaban del municipio de Mesetas (centro) hacia el lugar donde adelantan el proceso de reincorporación luego de participar en una labor solidaria de enfermería en la sede de la coalición Hagamos Equipo x Mesetas.

Afortunadamente, precisó FARC, los dos compañeros lograron salir ilesos, pero le fueron hurtados sus teléfonos móviles.

El partido exigió a la Fiscalía General de la Nación que investigue los hechos denunciados hasta dar con los responsables materiales e intelectuales de los mismos.

Por lo tanto, enfatizó, es necesario que el Estado active mecanismos contemplados en el Acuerdo de Paz (firmado en 2016 con la exguerrilla FARC-EP), con el fin de garantizar la protección efectiva, el goce de los derechos humanos y el derecho de hacer política por parte de quienes firmamos la paz.

Solicitamos a la comisión de seguimiento electoral departamental que haga acompañamiento al caso en mención con el fin de garantizar el libre ejercicio de la política, no solo para nuestro partido, sino a todas las fuerzas alternativas, subrayó esa formación política a dos meses de los comicios regionales del 27 de octubre próximo en este país.

Asimismo, instó a ‘la comunidad internacional a que continúe el monitoreo a la grave situación de violación sistemática de los derechos humanos, de la agresión e intimidación permanente contra hombres y mujeres del común que actuamos como líderes y lideresas sociales; y líderes defensores de los bienes comunes de la naturaleza, al igual que a los militantes de nuestro partido’.

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) señaló recientemente que desde que se suscribió en noviembre de 2016 el Acuerdo de Paz entre el Estado y la exguerrilla FARC-EP hasta julio último, fueron ultimados 627 líderes sociales y defensores de derechos humanos.

En ese mismo periodo fueron asesinados 138 excombatientes en proceso de reincorporación y 36 de sus familiares, detalló.

En dicho contexto, el Consejo Nacional de Paz, Reconciliación y Convivencia (Cnprc) de Colombia anunció para hoy la próxima firma de un pacto por la cultura política y la no violencia en la campaña electoral.

Se ha invitado a todos los partidos políticos y presidentes de partidos, a un pacto que busca responder a la necesidad del respeto por la pluralidad, la solidaridad, la equidad y los principios y valores que le dan fundamento a la democracia, declaró en conferencia de prensa monseñor Héctor Fabio Henao, presidente del Comité Nacional del Cnprc.

mv/mfb/gdc / https://www.prensa-latina.cu