Guatemala, 5 ago (Prensa Latina) A seis días de la segunda vuelta electoral, Guatemala inicia hoy una semana que se avizora convulsa, entre manifestaciones campesinas, protestas estudiantiles y cierres de campañas.

Más de ocho millones de guatemaltecos están convocados nuevamente a las urnas el domingo 11 para elegir a su próximo presidente (a), pero este tema aún no calienta el ambiente político y mediático.

La mira sigue siendo un polémico acuerdo migratorio entre el gobierno de Jimmy Morales y Estados Unidos que, desde su firma el 26 de julio pasado, provoca criterios a favor y en contra por las implicaciones que traería a Guatemala convertirse en ‘tercer país seguro’.

El Comité de Desarrollo Campesino convocó mañana a sus bases a una gran movilización en 26 puntos de este país en rechazo al documento negociado a espaldas del pueblo y que pudiera ratificar el Congreso en sus primeras sesiones después del receso vacacional, el 31 de julio.

Las acciones del movimiento campesino se sumarán a la de grupos estudiantiles de la Universidad de San Carlos, que hasta ayer habían tomado 24 centros a nivel nacional, desde que cerraron el Campus Central, a mediados de la pasada semana. En medio de este convulso escenario, los candidatos presidenciales Alejandro Giammattei, del partido Vamos, y Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza, comenzaron el cierre de sus campañas electorales.

Giammattei congregó la víspera en esta capital a miles de simpatizantes en un acto realizado a un costado de la emblemática Torre del Reformador, en la zona 9.

El aspirante a la presidencia por cuarta vez reiteró algunas de sus promesas más escuchadas, combate a la desnutrición y a la delincuencia, así como generar un millón de empleos y construir escuelas dignas y educación de calidad.

‘Queremos regalarle al pueblo: empleo y dignidad. Conmigo tendrán un presidente honesto, con equipo, que busca la innovación y desarrollo’, aseguró.

El presidenciable retomó su discurso duro contra la delincuencia, a la cual combatirá como nunca en la historia, al tiempo que calificó a los extorsionistas como terroristas y aseguró que podrá a trabajar a los presos en las cárceles.

Por su parte, Torres visitó el fin de semana los departamentos de Zacapa y Totonicapán, donde se comprometió a regresar programas de ayuda social, atender a los agricultores, construir carreteras y disminuir el precio de la canasta básica.

Mientras, el Tribunal Supremo Electoral comenzó en el Parque de la Industria el embalaje de todo el material del balotaje, incluido el que se trasladará a Estados Unidos.

oda/mmc / prensa-latina