Los jefes de Estado instaron a la unidad regional para enfrentar la arremetida del imperialismo norteamericano.

El presidente de VenezuelaNicolás Maduro, y su homólogo de CubaMiguel Díaz-Canel, clausuraron este domingo el XXV Foro de Sao Paulo en Caracas, ante la presencia de delegados de más de 70 países del mundo.

En el marco de las celebraciones por el natalicio del líder revolucionario Hugo Chávez, la secretaria ejecutiva del Foro de Sao Paulo, Mónica Valente, enfatizó que la mejor manera de homenajear al expresidente venezolano es “continuar su lucha por la soberanía y participación protagónica de los pueblos, para combatir la pobreza y fuerzas imperiales”.

El mandatario cubano, por su parte, destacó el consenso alcanzado durante el desarrollo del Foro, que dio cuenta “de las preocupaciones de la ofensiva neoliberal y arremetidas imperiales, pero también evidencia la resistencia de los pueblos del mundo”.

“Venezuela es hoy la primera trinchera de la lucha antiimperialista”, indicó Díaz-Canel sobre la importancia del proceso bolivariano para los pueblos de la región. 

El presidente Maduro resaltó la importancia de la unidad de la izquierda latinoamericana y caribeña “desde el punto de vista moral, espiritual político. Tenemos que lograr la unión de todas las fuerzas progresistas con un gran proyecto que logre unificar las fuerzas populares”, dijo.

Ante los constantes “llamamientos imperialistas a la desesperanza y división”, el presidente venezolano reseñó que el bolivarianismo es “respuesta autóctona de Venezuela a la crisis del modelo de dominación pro imperialista que se impuso en el país”.