Por: H. Durango

Rotundo rechazo e indignación causó en la ciudad de Arauquita, departamento de Arauca, la arbitraria detención en días pasados de la cual fueron victimas los jóvenes Brayan Cazaran, estudiante de ingeniería y Luis Duarte, tecnólogo en salud ocupacional, las autoridades investigativas los tienen en la ciudad capital y les señalan de supuestos delitos de rebelión y terrorismo.

Los detenidos Brayan Cazaran y Luis Duarte son gente arauquiteña de bien ratifican los defensores de Derechos Humanos de la municipalidad y reconocidos habitantes trabajadores contra quienes la fiscalía está cometiendo un atropello que no tiene justificación. Martín Sandoval Rozo, Vocero de la Mesa Cívica- Mocipar y del Frente Amplio por la Paz, explicó a la prensa que los dos jóvenes “sencillamente son victimas de un falso positivo judicial, denunciado ya por este servidor en el Consejo de Seguridad Local”.

Agrega Martín Sandoval Rozo que las autoridades y el Gobierno Nacional con sus acciones “nos están volviendo a la tenebrosa noche oscura de la inseguridad democrática de los dos nefastos periodos del señor Álvaro Uribe Vélez, donde los altos mandos de los organismos de seguridad pedían baldados de sangre, detenciones masivas y selectivas arbitrarias para ganar ascensos, descansos y bonificaciones económicas, quitándole la vida a jóvenes inocentes y dañando el nombre y la buena honra de ciudadanos inocentes metiéndolos a la cárcel injustamente”.

El defensor de Derechos Humanos de la región de Arauca exigió la liberación inmediata de los detenidos y advirtió que este tipo de operaciones de señalamientos y estigmatización contra líderes sociales y población civil las seguirán denunciando en todos los estamentos del país y del mundo.

“Denunciaremos esta criminal práctica ante la comunidad nacional e internacional y las organizaciones defensoras de Derechos Humanos, indica en su pronunciamiento.

H. Durango