Londres, 2 may (Prensa Latina) El fundador de Wikileaks, Julian Assange, declaró hoy ante la Corte de Magistrados de Westminster que no desea ser extraditado a Estados Unidos, donde quieren juzgarlo por divulgar información clasificada del gobierno.

No deseo entregarme para ser extraditado por hacer un periodismo que ha ganado numerosos premios y protegió a muchas personas, aseguró el periodista australiano vía videoconferencia desde la prisión donde está recluido desde su arresto en la embajada de Ecuador el 11 de abril pasado.

Assange, quien fue condenado la víspera a 50 semanas de cárcel por violar la libertad condicional concedida en 2012 en relación con presuntos delitos sexuales cometidos en Suecia, anunció además que se opondrá en los tribunales a ser enviado a Estados Unidos.

El ciberactivista explicó que decidió asilarse en la legación diplomática ecuatoriana en junio de 2012 porque temía precisamente que la justicia sueca lo entregara a su contraparte norteamericana.

Tras escuchar los alegatos, la Corte de Magistrados de Westminster fijó para el 30 de mayo próximo la segunda vista del proceso de extradición, aunque admitió que el caso podría demorar varios meses.

De acuerdo con las autoridades estadounidenses, el periodista se confabuló con la analista de Inteligencia del Pentágono Chelsea Manning, actualmente en prisión, para difundir a través de Wikileaks decenas de miles de documentos secretos de la diplomacia y los militares norteamericanos.

Al igual que durante la audiencia donde fue condenado ayer a casi un año de cárcel por la justicia británica, decenas de simpatizantes del fundador de Wikileaks se congregaron este jueves frente al tribunal de Westminster, en el centro de Londres, para exigir su liberación.

mem/nm