Por: Hernán Durango.*

La Organización Colombiana de Pensionados –OCP- seccional Quindío, presentó sus reclamos ante la gerencia de La Nueva EPS por los malos tratos a los pacientes y el pésimo servicio de atención en salud.

En la comunicación enviada por el Presidente seccional de la OCP, Nelson GUzman Baena, a la gerente de La Nueva EPS, Dra. Ana Maria Mariscal solicitan medidas urgentes para mejorar el servicio médico asistencial en la región cafetera.

A continuación puede leer la carta de la OCP:
Calarcá, marzo 18 de 2019
Doctora
ANA MARIA MARISCAL
Gerente Zonal Armenia de Nueva EPS.

Cordial saludo.

Lamentablemente se ha venido recibiendo quejas de los Usuarios en especial de los afiliados a nuestra organización por el mal trato que se les brinda en la Empresa Prestadora de Salud que Usted regenta y en especial en las IPS. De forma dialogada atendidos por la Liga de Usuarios quienes creo han intercedido para mejorar el servicio médico asistencial. Sin embargo, aún continua lamentos acerca del hacinamiento en su espacio de atención lo que obliga a los usuarios a ocupar el andén para poder descansar mientras los atienden, la entrega de medicamentos por cuotas partes, muy distanciadas en el tiempo las citas con especialistas, ahora se agrava con el mal trato verbal que produce algunos de sus empleados.

Nuestro Directivo de la OCP seccional; Economista y Especialista en Gestión de Empresas Asociativas de la Universidad la Gran Colombia JAIR LEGUIZAMON nos informó en Junta Directiva del 16 de marzo (Tarde): la forma como se le irrespeta en su tratamiento médico “Terapia física integral” en su cita programada (viernes 15 de marzo, año en curso) y no lograda por varios motivos en la empresa. Después de haber efectuado consulta con el celador si se le atendía al día siguiente en horas de la mañana, le dice que sí; el mismo vigilante con actitud arrogante le niega lo que oriento y lo ofende verbalmente en presencia de otros pacientes.

Uno anhela que su imagen gente atendiendo gente se cumpla a cabalidad pues es una empresa que tiene que ver con la vida humana y no debe prestarse a vacilaciones de ninguna índole. No olvidemos que cuando se acude al médico es por obligación y ansias de superar enfermedades. Como quiera que no dudamos del correcto comportamiento profesional y ciudadano de Jair Leguizamón solicitamos se nos dé una respuesta sobre esta anómala situación y que sirva de modelo humanitario en esmero para todos sus afiliados y afiliadas.

Con gratitud

Nelson Guzmán Baena
PRESIDENTE

Hernán Durango