Después de más de 20 años en el exilio, regresó a Apartadó, Antonio López Bula, ex alcalde de la Unión Patriótica de este municipio antioqueño, de la caliente y tropical región de Urabá.

 Pedro Nolasco Présiga

En la ciudad de Apartadó, el Auditorio del Colegio Cooperativo totalmente colmado de asistentes, rindió un merecido y emocionado homenaje a José Antonio López Bula. El evento que se convirtió en el inicio de un amplio movimiento de convergencia, amplitud y pluralismo, y que desde la convocaría al homenaje se dio en llamar; Ciudadanos Comprometidos con el desarrollo de Apartadó, aglutinó a numerosos asistentes provenientes de los Municipios de Chigorodó, Carepa, Corregimiento de San José de Apartadó y todas sus veredas, dirigentes, políticos, dirigentes cívicos, líderes sociales, deportistas, entre ellos En el evento intervinieron Hugo León Franco, dirigente liberal, quien renunció a una candidatura al concejo de Medellín para apoyar en Apartadó a José Antonio López Bula, Elvis Zuloaga por la Comunidad LGTBI, Libardo Niaza de la Comunidad Indigena Las Palmas, Miguel Osorio reinsertado del EPL, Mirta Hernández dirigente deportista, Mabel Martínez, empresaria, Guillermo Peña de Colombia Humana, y el doctor Jorge Cañedo, Ex concejal liberal de Apartadó.

 En su intervención de cierre del evento, José Antonio López Bula hizo un pormenorizado recuento cronológico de lo que fueron las dificultades políticas como Alcalde en una región como una de las que más sufrió las consecuencias de la violencia, enmarcada dentro del largo y sangriento conflicto político, social y armado que ha vivido el país. Pero igualmente Antonio López Bula destacó los esfuerzos hechos para darle participación a otros sectores políticos y sociales, así como a numerosos jóvenes profesionales que se vincularon a su administración y participaron en la gestión y desarrollo del Municipio, en la ejecución de importantes obras, en la que se destaca la construcción de la plaza de Mercado y la terminal de transportes.

 Igualmente Antonio López Bula, hizo un emocionado balance de la persecución y asedio que sufrió en la Región, la injusta condena y prisión que lo mantuvo por 5 años en la Cárcel, a raíz de la masacre en el Barrio la Chinita de Apartadó, acusación injusta de la cual fue sobreseído después por los órganos de justicia, para luego decir que regresaba sin resentimientos, ni odios o prevenciones, reiterando, además la necesidad de sacar los odios, las prevenciones, el sectarismo y la violencia del ejercicio de la política. Tal vez el momento más emocionante de su intervención se dio cuando se refirió al largo y difícil camino del exilio que con su esposa e hijos lo obligó a refugiarse en Suiza, en un país al que llegó a comenzar de cero, sin saber hablar su idioma, y todo lo que implica reinsertarse en un país con otra cultura, otras costumbres, y otra historia; lo que implica estar lejos y desarraigado de su tierra, que como el mismo lo dijo, es la tierra que siente, que ama, y que después de analizar los pros y los contras de su regreso, pesó más su arraigo y amor por ella, que los riesgos y dificultades que tendrá que afrontar.

 En las intervenciones y al finalizar el evento numerosas personas, movimientos, dirigentes políticos, cívicos y populares, le pidieron a José Antonio López Bula, que encabece un amplio movimiento plural y de convergencia en la Campaña por la Alcaldía de Apartadó.