Seúl, 9 feb (PL) Stephen Biegun, representante especial estadounidense para la República Popular Democrática de Corea (RPDC), calificó hoy de productiva su reunión de trabajo en Pyongyang, aunque todavía hay temas pendientes que analizarán previo a la cumbre de los mandatarios.

El funcionario hizo estas declaraciones al informar este sábado a altas autoridades de Corea del Sur sobre los resultados de las pláticas sostenidas entre el miércoles y viernes con su contraparte norcoreano, Kim Hyok Chol.

Según Biegun, durante el encuentro ambos equipos abordaron distintos temas de interés mutuo y acordaron volver a la mesa de conversaciones antes de que el líder de la RPDC, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense,Donald Trump, se den cita el 27-28 de este mes en Hanoi,la capital vietnamita.

Expresó confianza en el compromiso asumido por ambas partes de progresar más en la solución de sus diferencias, aunque comentó que ‘queda un gran trabajo por hacer’ y están en el medio de negociaciones bilaterales que ‘no sabe en qué resultarán’.

El enviado norteamericano habló en esta jornada en Seúl con su par surcoreano, Lee Do-hoon; la ministra local de Relaciones Exteriores, Kang Kyung Wha; y Kenji Kanasugi, director general de Asia y Ocenía de la cancillería de Japón.

Por su parte, la jefa de la diplomacia de Corea del Sur lo instó a acelerar la búsqueda de la paz duradera en la península mediante un mayor desarrollo de los vínculos intercoreanos y los de la RPDC con Estados Unidos.

Biegun estuvo en el Norte para delinear la agenda de Kim y Trump en Vietnam y ultimar detalles logísticos de la cumbre.

Según lo trascendido aquí, también tenía la misión intentar llevarse consigo una lista total y verificable de los programas nucleares y de misiles de la RPDC.

Washington sigue aferrado a esa exigencia y a las sanciones aunque Pyongyang dio pasos concretos hacia la desnuclearización de la península coreana, un proceso que el mismo presidente Trump reconoció tomaría tiempo.

tgj/ymr/cvl / PRENSA-LATINA