Moscú, 29 ene (PL) Rusia denunció hoy el cinismo de Estados Unidos al anunciar sanciones contra la petrolera venezolana Pdvsa y excluir de ese castigo a compañías norteamericanas que operan en la nación suramericana.

Con las restricciones contra Pdvsa, que incluye la congelación de sus cuentas en Venezuela y la suspensión de las compras de crudo, Washington muestra públicamente su intención de imponer un cambio de gobierno, indicó el canciller ruso, Serguei Lavrov.

Se trata de ir abiertamente a un ilegal cambio de gobierno en Venezuela y, al mismo tiempo, mantener la obtención de ganancias a partir del crudo de ese país, comentó el ministro ruso de Asuntos Exteriores.

Nuestro país de ninguna forma dejará de defender, por todas las vías probables, el respeto al derecho internacional en el caso de Venezuela y reafirma el apoyo a su presidente constitucional Nicolás Maduro, indicó el diplomático.

Rusia, junto a otras naciones responsables de la comunidad internacional, hará todo lo posible para apoyar al legítimo gobierno de Maduro, comentó.

A su vez, China rechazó las nuevas sanciones estadounidenses contra Venezuela, destacó la televisión capitalina.

Las sanciones contra Pdvsa eliminan la poca confianza que existe en el actual sistema financiero, basado en el dólar, refuerzan la crisis de la sociedad venezolana y con ello se promeven acciones ilegales violentas de la oposición, apuntó.

De su lado, el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, también calificó de ilegales las nuevas sanciones unilaterales aplicadas por Washington contra el país suramericano.

Además, Peskov estimó que tales restricciones son un claro ejemplo de la competencia comercial desleal y de un intento de injerencia en los asuntos internos de un estado soberano.

Los intereses rusos en Venezuela los vamos a defender con ayuda de todos los instrumentos del derecho internacional a nuestro alcance, apuntó.

tgj/to