Venezuela desmintió este sábado que miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia se encuentren en territorio nacional y solicitó al gobierno colombiano la entrega de cualquier información que conozcan o manejen los órganos de inteligencia de ese país para procesarla y actuar en consecuencia.

Así lo informó la cancillería venezolana a través de un comunicado oficial, cuyo texto también solicita al gobierno colombiano la captura y entrega de las personas involucradas en el intento de magnicidio frustrado contra el presidente Maduro y que se encuentran libres en aquel país,

A continuación el texto íntegro a continuación:

En respuesta a notas emitidas por la Cancillería de la República de Colombia del 3 y 15 de enero respectivamente, en la cual se hace referencia a la presunta presencia en territorio venezolano de miembros del Comando Central del Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Gobierno Bolivariano a través del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, envió dos notas respuesta fechadas el 7 y 18 de enero, donde enfatiza que los organismos de inteligencia del Estado venezolano señalan que no existen indicios de la presencia de esos referidos mandos del ELN en el territorio nacional.

En este sentido, el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, solicita a la Cancillería de la República de Colombia, hacer entrega de la información conocida por los órganos de inteligencia colombianos, con el fin de procesarla y actuar de acuerdo a los convenios internacionales respectivos.

A su vez, recuerda que solo previa solicitud de los presidentes colombianos, y en aras de contribuir siempre con la paz y estabilidad de Colombia y Venezuela, se ha establecido comunicación con la guerrilla colombiana como parte de los procesos y acuerdos de paz.

Por otra parte, Venezuela aprovecha la oportunidad de reiterar las múltiples solicitudes realizadas a Colombia, en relación con la captura y entrega de las personas involucradas en el intento de magnicidio frustrado contra el presidente Nicolás Maduros Moros, ocurrido el 4 de agosto de 2018, de las cuales algunas incluso hacen vida pública en Colombia.

Finalmente, el Gobierno Nacional reitere una vez más la necesidad de reactivar la comunicación directa entre ambas cancillerías con el fin de reestablecer el canal diplomático apropiado para atender sus asuntos bilaterales. /BG