Bogotá, 16 ene (PL) El expresidente de Colombia Ernesto Samper cuestionó hoy los intentos de este país y Chile por desmantelar la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y crear un nuevo bloque regional, Prosur, de corte neoliberal.

De acuerdo con el político colombiano, la salida de Unasur anunciada por el presidente, Iván Duque, fue una decisión precipitada y que hasta el momento, no cuenta con el respaldo de la mayoría de los países del área.

Lo que he podido captar es que no hay una disposición de los demás países de terminar con Unasur. Hoy existe una dificultad pasajera, Unasur está en crisis, paradójicamente, por lo mismo que permitió que naciera, que es la ley del consenso, expresó en entrevista con el diario El Espectador.

Según Samper, la situación delicada de ese organismo se debe a la existencia de enfoques encontrados sobre lo que debe ser la unidad sudamericana, principalmente luego de la llegada al poder de varios gobiernos de derecha.

Hay un choque de dos visiones de integración, la neoliberal, que reduce la integración regional a la aprobación de tratados de libre comercio y, la progresista, que busca fortalecer la movilidad dentro de la región de personas, bienes, capitales y flujos de información, añadió.

El también exsecretario general de la Unasur advirtió que actualmente muchas de las naciones del área parecen estar identificadas con el primer concepto, sintonizado, además, con la agenda de Estados Unidos.

A su juicio, esto es una ‘gran paradoja’, sobre todo en momentos en que la administración de Donald Trump es visiblemente antilatinoamericana, evidenciada en posturas como ‘la construcción del muro, la persecución a los migrantes y el desprecio por el calentamiento global’.

Igualmente, consideró que el golpe de Estado contra la exmandataria brasileña Dilma Roussef debilitó la Unasur en tanto deslegitimó a uno de los principales países del bloque.

Samper defendió la importancia de ese bloque y de su permanencia en la arena internacional, a la vez que recalcó los logros del mismo desde su creación.

Dentro de estos, identificó la erradicación de las armas nucleares en la región, la consolidación del proceso de paz en Colombia, la solución de escenarios de ruptura política, y la disminución de la pobreza extrema.

acl/vdf / https://www.prensa-latina.cu