Durante todo el mes de julio, al menos los seis países más grandes de Europa no ofrecieron a Ucrania ningún nuevo envio de armas. Los nuevos datos que está citando ‘Politico’ proceden del Instituto para la Economía Mundial de Kiel [Alemania], que ha mantenido el seguimiento de la ayuda a Ucrania durante todo el periodo del conflicto.

La revelación, según informa el diario, es una señal de que, a pesar de que algunos países antes reticentes como Francia y Alemania enviaban armas a Ucrania, la ayuda militar a Ucrania puede estar disminuyendo drásticamente después de que Kiev no lanzara la prometida contraofensiva para la reconquista de Jersón. Y, según los expertos militares, lo más probable es que esta contraofensiva nunca ocurra, pues supondría un suicidio para las Fuerzas ucranianas.

«Según los nuevos datos, durante el mes de julio los seis mayores países de Europa no ofrecieron nuevos compromisos de armas», afirmó el diario, señalando al Reino Unido, Alemania, Francia, España, Italia y Polonia.

El artículo de Politico ilustra un punto que los oficiales militares y subraya lo los políticos ucranianos han estado repitiendo: que las principales potencias europeas no están a la altura de la ayuda militar procedente del Reino Unido, Polonia y EEUU. Los compromisos de ayuda militar de Europa a Kiev han seguido una tendencia a la baja desde finales de abril, afirma el director de la investigación del Instituto de Kiel, Christoph Trebesch, reiterando que “las nuevas iniciativas de ayuda se han agotado«.

Pocos días antes el diario español El Mundo arremetió contra el Gobierno de España por no solo su falta de compromiso con Ucrania en términos de envios de armamento, sino por romper las promesas ya hechas en múltiples ocasiones. El medio destacó que Madrid no hace más que lanzar promesas sin cumplir y que «incluso Portugal es más generoso».

Los aliados occidentales se reunieron la semana pasada en Copenhague para recoger promesas de ayuda al Ejército ucraniano, acumulando 1.500 millones de euros en compromisos. Pero Trebesch, cuyo equipo aún está analizando las cifras, advirtió que el monto «es exiguo comparado con lo que se planteó en conferencias anteriores«.

Trebesch recordó que la crisis de la eurozona o la de la pandemia del coronavirus llegaron a ser dos acontecimientos que promovieron que el continente destinara cientos de miles de millones a medidas de financiación de emergencia. «Cuando se compara la velocidad a la que salió la chequera y la cantidad del dinero que se entregó, comparado con lo que se ofrece para Ucrania, es minúsculo«.

Al mismo tiempo, el ejemplo de España, acorde a las acusaciones de El Mundo, muestra que estas promesas tienen todas las posibilidades de no hacerse realidad.