Occidente necesita conflictos para mantener la hegemonía, por eso preparó para Ucrania el destino de «carne de cañón», declaró el presidente de Rusia, Vladímir Putin.

«Occidente necesita conflictos para mantener su hegemonía. Por eso prepararon el destino de carne de cañón para el pueblo de Ucrania, implementaron el proyecto antirruso, hicieron la vista gorda ante la difusión de la ideología neonazi, asesinatos en masa de los residentes de Donbas, amunicionaban y siguen suministrando armas al régimen de Kiev. Incluido el armamento pesado», dijo Putin en un mensaje a la X Conferencia de Seguridad de Moscú que se inauguró este 16 de agosto.

El mandatario reafirmó que Rusia comenzó su operación militar en Ucrania en plena consonancia con la Carta de la ONU.

«Tomamos la decisión de comenzar una operación militar especial en Ucrania en plena consonancia con la Carta de las Naciones Unidas. Los objetivos de esta operación se marcaron de forma clara y precisa: garantizar la seguridad de Rusia y sus ciudadanos, proteger a la población del Donbás frente al genocidio», manifestó Putin .

Asimismo, destacó que la situación en Ucrania sugiere que Estados Unidos trata de prolongar este conflicto.

«La situación en Ucrania sugiere que Estados Unidos está tratando de prolongar este conflicto. Y actúan de la misma manera, fomentando el potencial de conflicto en Asia, África, América Latina», afirmó Putin.

Putin añadió que el mundo multipolar basado en la ley internacional abre nuevas posibilidades para la lucha contra amenazas conjuntas.

«Es el mundo multipolar basado en el derecho internacional, en relaciones más justas que abre nuevas posibilidades de luchar contra amenazas conjuntas», dijo ante los participantes de la conferencia.

Precisó que entre las amenazas conjuntas figuran conflictos basados en la religión, la propagación de armas de destrucción masiva, el terrorismo y cibercrimen.

Recalcó que todos estos desafíos tienen un carácter global y que solo la unificación de los esfuerzos y potenciales de todos los Estados puede facilitar a superarlos.

El presidente aseguró que Estados Unidos y los países de su órbita minan las vías alternativas de desarrollo de las otras naciones.

«Las élites globalistas de Occidente contrarrestan los procesos objetivos provocando el caos, alimentando conflictos antiguos y nuevos, y llevando a cabo su llamada política de contención, que, de hecho, socavan cualquier vía alternativa soberana de desarrollo», declaró el mandatario en el evento, en el que participan delegaciones de más de 70 países y organizaciones internacionales.

Con esa estrategia, subrayó Putin, los Estados occidentales tratan de mantener su poder y contener a otras naciones.

«Estados Unidos y sus vasallos se inmiscuyen descaradamente en los asuntos internos de países soberanos, organizan provocaciones, golpes de Estado, guerras civiles. Con amenazas, chantajes y presión intentan obligar a los países libres a obedecer su voluntad y vivir de acuerdo con reglas ajenas», indicó.

Los países occidentales, dijo Putin, recurren a todos estos medios con el único objetivo de «mantener su dominio y el modelo que les permite parasitar al mundo entero, como lo fue durante siglos. Ese modelo se puede mantener solo usando la fuerza».

Rusia lanzó una operación militar en Ucrania el 24 de febrero para «proteger a las personas que han sido sometidas a abusos, al genocidio del régimen de Kiev durante ocho años». Según el presidente Vladímir Putin, su objetivo es «desmilitarizar y desnazificar a Ucrania» y llevar a juicio a todos los criminales de guerra responsables de «sangrientos crímenes contra la población civil» en Donbás.

Según un comunicado del Ministerio de Defensa ruso, las Fuerzas Armadas están golpeando únicamente la infraestructura militar y las tropas ucranianas y, a partir del 25 de marzo, han completado las principales tareas de la primera etapa: reducir significativamente el potencial de combate de Ucrania.

Occidente pretende extender a la región Asia-Pacífico el sistema de bloques

El mandatario ruso añadió que el Occidente colectivo aspira a extender a la región Asia-Pacífico su sistema de bloques, por analogía con la OTAN en Europa.

«Vemos que el Occidente colectivo aspira a extender a la región Asia-Pacífico su sistema de bloques, por analogía con la OTAN en Europa, Con este fin se forman agresivas uniones político-militares», señaló.

Visita de Pelosi a Taiwán

La visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, a Taiwán no es la actuación de un político irresponsable, es una falta de respeto a la soberanía de otros países y una provocación bien planeada, declaró Putin.

«El acto aventurero emprendido por EEUU en relación a Taiwán no es simplemente el viaje de un político irresponsable, sino elemento de una estrategia bien pensada de EEUU y proyectada a desestabilizar y complejizar la situación en la región y el mundo, es una descarada demostración de la falta de respeto a la soberanía de otros países y a sus propios compromisos internacionales. Nosotros vemos en eso una provocación minuciosamente planeada», señaló.

Según el mandatario, Estados Unidos por enésima vez intentó «echar leña al fuego» y desestabilizar la situación en la región Asia-Pacífico.

Pelosi visitó Taiwán los días 2 y 3 de agosto, en la primera visita a la isla de un funcionario estadounidense de tan alto rango desde 1997.

Los vínculos entre Pekín y Taipéi se rompieron en 1949 después de que las fuerzas del partido nacionalista Kuomintang, encabezado por Chiang Kai-shek, sufrieran una derrota en la guerra civil contra el Partido Comunista de China y se trasladaran a Taiwán.

Las relaciones entre Taiwán y la China continental se restablecieron solo a nivel empresarial e informal a fines de la década de 1980.

La política fundamental del Gobierno chino respecto a Taiwán es la reunificación pacífica bajo el principio de «un país dos sistemas».