Caracas, 11 abr (Prensa Latina) El Gobierno venezolano, organizaciones políticas y movimientos sociales afines a la Revolución bolivariana celebrarán desde hoy el aniversario 20 de la victoria popular frente al fallido golpe de Estado del 11 de abril de 2002.

Desde este lunes y hasta el próximo 13 de abril, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) realizará un conjunto de actividades para conmemorar el fracaso de la asonada golpista perpetrada 20 años atrás contra el presidente y líder revolucionario Hugo Chávez (1954-2013).

En declaraciones a la prensa, el vicepresidente del PSUV Pedro Infante informó sobre la convocatoria para este 11 de abril a una movilización nacional “que representa la fuerza del pueblo en defensa de poder político, de la patria, en defensa de su líder Hugo Chávez”, manifestó.

El responsable de Movilización y Eventos de la mayor organización política del país agregó que el programa conmemorativo incluirá una jornada de comunicación y propaganda en calles, redes y medios de prensa, así como un desfile organizado por la Milicia Nacional Bolivariana, los días 12 y 13, respectivamente.

De igual forma, este lunes tendrá lugar en la Casa Amarilla (sede de la Cancillería) la instalación de la Cumbre Internacional contra el Fascismo, con cerca de 200 invitados de cinco continentes, informó el ministro de Relaciones Exteriores, Félix Plasencia.

“Un encuentro de tres días para debatir sobre el golpe de Estado hace 20 años y sobre la reacción del pueblo venezolano que regresó a Chávez al poder”, precisó el titular en su cuenta de la red social Twitter.

El 11 de abril de 2002 la derecha venezolana impulsó una asonada golpista contra Chávez, tras una cruenta campaña mediática dirigida a empañar la figura del líder bolivariano y los ideales progresistas por él representados.

La cúpula del gremio empresarial Fedecámaras y los medios privados de comunicación, en complicidad con sectores de la oposición y la jerarquía eclesiástica, conspiraron con elementos del alto mando castrense para derrocar al mandatario y colocar en la presidencia de facto a Pedro Carmona.

El golpe fue planificado previamente con una masacre contra el pueblo venezolano en las calles cercanas al Palacio de Miraflores (sede del Ejecutivo), mediante el empleo de francotiradores, con el fin de responsabilizar al Gobierno de Chávez. Hugo Chávez permaneció secuestrado por las fuerzas complotadas hasta su rescate el 13 de abril por parte de militares leales al orden constitucional, quienes junto a la insurrección popular en las calles dieron al traste con el golpe de Estado.

jf/wup