Por: Gian Carlo Di Martino

1.- Postrecitos de Huevos Chimbos:

* Así es la guerra de la canalla mediática en contra de la Patria de Bolívar. A través de un Memorándum de Entendimiento, la Fiscalía de la CPI se comprometió a trabajar de forma colaborativa e independiente, con pleno respeto al principio de complementariedad positiva con nuestro país, sin embargo, la agencia AFP divulga que la Corte Penal Internacional de La Haya abre investigación a Venezuela por violaciones de los derechos humanos. Toda una distorsión conspirativa. Y de ese manejo rastrero informativo se hacen eco terroristas de la oposición venezolana, entre los que destaca Capriles Radonski. Como dice el ministro para Industrias y Producción Nacional, Jorge Arreaza: «La derecha es irremediable. Cómo les encanta sembrar falsas expectativas, celebrar lo que no existe, para después hundirse en la frustración de la nada…».

* Venezuela tiene con qué. El 28 de octubre arrancó la campaña comicial, una fiesta electoral para nosotros los chavistas. Las y los aspirantes de la revolución se encuentran desplegados en todo el territorio nacional, en cada parroquia, municipio y estado del país, construyendo con el pueblo la gran victoria del 21 de noviembre, como dice nuestro presidente Nicolás Maduro. Mis felicitaciones a las candidatas y los candidatos bolivarianos. Y a mi pueblo heroico lo llamó a votar con la mano puesta en el corazón y el sentimiento de amor patrio reverberando en el alma. Vamos por esa opción criolla, íntegra, patriota, que no dependa de intereses extranjeros.

* Esto es una afrenta para un verdadero poeta bolivariano como Alí Primera, padre de la Canción Necesaria. Nacho unió fuerzas con Carlos Vives y Mike Bahía en «La mitad», una canción y un video que revela lo tienen emocionado. «Es una ‘canción necesaria’ para los momentos que estamos viviendo», dijo sin desparpajo ese golpista enlodando la memoria de Alí Primera. Nacho debió colocarle a su proyecto: «Perdón», que no lo tiene después que encabezó aquel concierto de Cúcuta, apoyando el intento de invasión gringa a Venezuela a través de Colombia. Esa caricatura de cantante mancha la memoria de Alí, quien decía: «Nuestro canto no es de protesta, porque no hacemos una canción por malcriadez, no la tomamos para encumbrarnos, ni hacernos millonarios, es una canción necesaria (…) No canto porque existe la miseria, sino porque existe la posibilidad de borrarla, de erradicarla de la faz de la tierra»… Aprende Nacho, aunque no creo.

* Un joven trabajador venezolano, que se desempeña como Delivery en Madrid-España, no pudo ocultar su indignación, cuando de un lujoso restaurante vio salir al fugitivo Leopoldo López, acompañado de su esposa y sus hijos. Lamentable que aun haya gente desconociendo la magnitud de ladrón que es ese delincuente. López, desde que quiso ser presidente de Venezuela, no hizo más que vivir del dinero que invertían en la organización de los golpes de Estado para derrocar al presidente Nicolás Maduro. Fracasado en todos esos intentos, ahora vive de la plata que se roban de Citgo y Monómeros. Y si hubiese llegado a la presidencia, como pretendía, les vende el país a los gringos, ese era su objetivo. Su gran negocio.

* El mayor ladrón de la oposición terrorista venezolana, Juan Guaidó, junto a la organización delictiva Voluntad Popular, volvió a pedir una reestructuración de Monómeros. Con respecto a las declaraciones de este hampón pienso que: a) Quiere lavar su imagen en función de las megaelecciones del 21 de noviembre después que quebró a esta empresa colombo-venezolana, para entregársela al narcoparaco Iván Duque, subpresidente de Colombia. b) O ya los narcoparacos de la oligarquía santandereana que ocupan actualmente el Palacio de Nariño, se alzaron con el botín, y no le quieren dar nada de los recursos de esa compañía que, en territorio santandereano, devino en producción de urea para la elaboración de cocaína.

* Lo que calla la canalla mediática sobre EEUU, el país «ejemplo de democracia» y «el más respetuoso de los derechos humanos del mundo», para la oposición terrorista venezolana. En la Patria de Bolívar mantienen un golpe de Estado e, incluso, han intentado asesinar al presidente Nicolás Maduro, y los responsables no se pueden ni mirar, porque la primera en salir a defenderlos es la Alta Comisionada para los derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet. Pero lean lo que confiesa un preso de Guantánamo que estaba en manos de la CIA, sobre los llamados «interrogatorios mejorados» de los gringos: Majid Khan, de 41 años, ciudadano de Pakistán y antiguo residente de Baltimore, contó que lo colgaban desnudo de una viga del techo y le rociaban agua helada para mantenerlo despierto. Fue golpeado, sometido a enemas forzados, agredido sexualmente, y lo privaron de alimentos. «Les rogaba que se detuvieran…», dijo.

2.- Como que no le cuaja nada a los gringos con Alex Saab… La canalla mediática echó a rodar una información, según la cual, la exsenadora neogranadina, Piedad Córdoba, está vinculada con el diplomático venezolano, Alex Saab, secuestrado en Cabo Verde por el criminal imperio norteamericano. El asambleísta ecuatoriano, Fernando Villavicencio Valencia, dio a conocer un correo electrónico del año 2010 en el que supuestamente la excongresista se comunicaba con el entonces director del Sebin, para exponerle el retraso de unos pagos a los socios que presuntamente serían Alex Saab y Álvaro Pulido… Córdoba una indoblegable defensora de los más desposeídos en Colombia, desmintió esa información afirmando que de haber necesitado dinero, fácilmente hubiera recurrido al chavismo, pues tenía comunicación directa con el presidente Hugo Chávez. Igualmente, aclaró que ella siempre ha tenido una misma cuenta de correo electrónico, el cual, no es el que reveló Villavicencio… En mi caso, estoy completamente seguro de que todo ese entramado que arman los serviles del imperio gringo, en complicidad con los medios de comunicación en torno de Saab, no tiene como fin Piedad Córdoba, sino el presidente Nicolás Maduro u algunos otros camaradas. Arremeten contra la defensora de los campesinos colombianos, porque saben que es cercana a la revolución bolivariana. Esa es una vieja práctica. Los gringos con la canalla mediática buscan a toda costa elaborar un expediente creíble en contra de los altos funcionarios rojos rojitos, pero lo único que consiguen son corruptos miserables que, para que les rebajen la pena en EEUU, dicen lo que los norteamericanos quieran en contra del Gobierno revolucionario. Por eso fracasan y seguirán fracasando. Para mí les va a ocurrir como con el caso de los Papeles de Pandora: le metieron el diente y después que continuaron mordiendo se encontraron con su misma gente, con esa derecha fascista que tiene su dinero mal habido escondido en los diversos paraísos fiscales del planeta. Es obvio que no les cuaja nada con el secuestro de Saab y apelan, como acostumbran, a las más viles acciones. Lo que han hecho, hasta ahora, son puros shows mediáticos y eso, lejos de sumarles, les resta, porque ya nadie en el planeta cree en esos criminales. Además, según una nota de prensa de la defensa, Saab se declarará inocente. Y con esta decisión quedan desmentidas las matrices de opinión que hacían referencia a que el diplomático venezolano estaba colaborando y manteniendo negociaciones con el Gobierno gringo.

3.- La exfiscal Ortega Díaz ¿pidió asilo en España o huye simuladamente de Colombia?… Los opositores terroristas venezolanos para ser protegidos en Colombia no tienen ni que pedir asilo ni llegar a esconderse en alguna parte de ese país. Para gozar de ese beneficio en territorio santandereano, los narcoparacos del Palacio de Nariño solo les exigen que hayan conspirado o estar dispuestos a conspirar en contra del presidente de la paz, Nicolás Maduro Moros. Los ejemplos sobran. El caso del canalla Julio Borges es el más emblemático. Pero los opositores fugitivos también saben que el narcopresidente de Colombia, Iván Duque, al menor guiño de los gringos, extradita a quien sea o la que sea a los EEUU sin importarle ley alguna. Y todos los ladrones que huyen de nuestra Patria suelen, de alguna manera, aprovechar a Norteamérica como paraíso fiscal, para camuflar su dinero sucio; y el imperio gringo, con perfecto conocimiento de tal situación, y en su afán de derrocar a Maduro, cuando le conviene, los devela y los investiga, a fin de negociarles un juicio so pena de que señalen por corrupto a Maduro o algún otro camarada. Por eso, desconozco si la exfiscal Luisa Ortega Díaz pidió asilo en España, o está simuladamente huyendo de Colombia. En la nación ibérica esos delincuentes tienen la oportunidad de defenderse legalmente e, incluso, apelar a una posible extradición. Ahora, en territorio de Duque, ¡jamás! Allí cuando los gringos hablan, los hampones del narcogobierno santandereano bajan la cabeza, y los que son capaces de responder lo hacen solo para balbucear: «como quiera su merced» o «como guste a don Biden». Tampoco descarto que Ortega Díaz pueda estar vislumbrando la casi segura derrota de Iván Duque en las próximas elecciones colombianas y, sabiéndose una corrupta, prepara con tiempo las de Villadiego. Nadie le garantiza que otro gobierno en el Palacio de Nariño se vaya a prestar para el amparo de ladrones y golpistas venezolanos. Ortega Díaz, como tenemos perfecto conocimiento en Venezuela, huyó bastante enlodada. El presidente Maduro explicó que esa señora en agosto de 2017 junto su marido, el exdiputado, Germán Ferrer, lideraba una red de extorsión que cobraba millones de dólares a los corruptos a cambio de no acusarlos. Dijo el Presidente que una vez la recibió en su despacho y le informó sobre un caso vinculado al sector petrolífero, pero la Fiscalía avisó a los implicados a cambio de millones de dólares. «El propio esposo de la exfiscal (Germán Ferrer) era el encargado de cobrar los sobornos», afirmó el camarada Presidente.

Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán – Italia.