By Resumen Latinoamericano 

«Quieren asfixiarnos para acabar con la Revolución, si quieren preocuparse por el pueblo abran el bloqueo», sentenció el presidente cubano.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, rechazó este domingo las campañas de desprestigio de la hegemonía mediática en medio de la pandemia y del recrudecimiento del ilegal bloqueo económico, financiero y comercial que Estados Unidos (EE.UU.) le impone a la nación caribeña.

«De manera sutil, cobarde y oportunista, estos que siempre apoyan el bloqueo y se han servido de mercenarios y lacayos del imperio, aparecen con doctrinas humanitarias para fortalecer el criterio de que el Gobierno cubano no es capaz de salir de esta situación, si quieren preocuparse por el pueblo de Cuba, abran el bloqueo (…) sabemos que no lo hacen porque no tienen valor», indicó el presidente cubano.

El jefe de Estado aseveró que las pretensiones de intensificar el bloqueo también obedece a que existan más carencias y por ende se quiera generar una implosión interna, «quieren asfixiarnos para acabar con la Revolución y la gente cuando está en situación dramática, vemos lo que ocurrió en San Antonio de los Baños», agregó.

Siguiendo con los grupos de manipuladores que desprestigian al Gobierno, pero siguen con la campaña de ilegal bloqueo, el mandatario puntualizó que ante las campañas de desprestigio, los revolucionarios deben salir a la calle a defender la Patria.

«Recorrimos el pueblo para demostrar que la calle es de los revolucionarios, sabemos que hay otras zonas donde se han concentrado movidas, estoy dando esta información para ratificar que las calles son de la Revolución. Que el partido y el Gobierno tiene toda la disposición a debatir y ayudar», acotó el jefe de Estado.

El mandatario convocó a toda la base de la revolución a continuar desplegándose en las calles para enfrentar con altura las provocaciones de manipuladores que propician protestas, pero apoyan las ilegales sanciones, «sabemos que hay masas revolucionarias enfrentando a grupos antirevolucionarios, no vamos a admitir que ningún mercenario y vendido del imperio estadounidense vayan a provocar desestabilización en nuestro pueblo», añadió.

Manipulación mediática y bloqueo

El jefe de Estado enfatizó que las provocaciones de los pequeños grupos pretenden crear un escenario para invadir la nación, «cuando corría el segundo semestre de 2019, explicamos que íbamos a una coyuntura difícil, a partir de la señas que estaba dando EE.UU. contra Cuba», recordó.

«Se empezó la persecución financiera, económica, comercial y energética, ellos (Washington) quieren que se provoque un estallido social interno en Cuba para convocar a misiones humanitarias que se traduce en invasiones militares e injerencia», denunció el presidente Díaz-Canel.

Siguiendo con las persecuciones de EE.UU. contra la nación, el mandatario recordó que al país se le incluyó en la infame lista como patrocinadores del terrorismo, «una lista unilateral, donde ellos se creen emperadores del mundo», añadió.

DISCURSO DE DIAZ CANEL

Tenemos que interrumpir las jornadas dominicales de nuestra familia para compartir con ustedes un grupo de elementos que han estado aconteciendo este domingo como parte de las provocaciones de la contrarrevolución en el país, dijo el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, compareció en vivo en cadena de radio y televisión nacional a las 4:00 pm.

Hemos sido honestos, hemos sido diáfanos, hemos sido claros y en cada instante hemos ido explicando a nuestro pueblo las complejidades de los momentos actuales. Les recuerdo que hace más de un año y medio cuando se iniciaba el segundo semestre del año 2019 tuvimos que explicar que íbamos a una coyuntura difícil. Esto se tomó como parte del humor popular y hemos permanecido como parte de esa coyuntura a partir de todas las señas que estaba dando el gobierno de los Estados Unidos, encabezados por la administración Trump con relación a Cuba.

Empezaron a recrudecer una serie de medidas restrictivas, de recrudecimiento del bloqueo, de persecución financiera en contra del sector energético con el objetivo de asfixiar nuestra economía y que eso provocara el anhelado estallido social masivo, que siembre las posibilidades para con toda la campaña ideológica que se ha hecho, poder llamar a la intervención humanitaria que terminan en intervenciones militares y en injerencias, y que afectan los derechos, la soberanía y la independencia de todos los pueblos.

Esa situación continuó, luego vinieron las 243 medidas que todos conocemos y por último se decide incluir a Cuba en una lista de países patrocinadores del terrorismo, una lista espuria, ilegítima y unilateral que ha adoptado el gobierno de los Estados Unidos, creyéndose los emperadores del mundo. 

Muchos países se someten de golpe a estas decisiones, pero hay que reconocer que otros no permiten que se les imponga. Todas estas restricciones propiciaron que al país se le cortaran de inmediato varias fuentes de ingreso de divisas como el turismo, los viajes de cubanos-americanos a nuestro país y las remesas. Se hizo un plan para desacreditar las brigadas médicas cubanas y las colaboraciones  solidarias que presta Cuba que por esa colaboración ingresaban una parte importante de divisas.

Todo esta situación provocó una situación de desabastecimiento en el país, sobre todo de alimentos, medicamentos, materias primas e insumos para poder desarrollar nuestros procesos económicos y productivos que a la vez tributan a las exportaciones. Están cortados dos importante elementos la capacidad de exportación y la capacidad de invertir recursos. Y desde los procesos productivos desarrollar bienes y servicios para nuestra población. 

También tenemos limitaciones limitaciones en combustibles y piezas de repuesto y todo esto ha provocado un nivel de insatisfacción, unido a problemas acumulados que nos hemos podido resolver y que venían desde el periodo especial unido a una feroz campaña mediática de desacreditación como parte de la guerra no convencional que trata de fracturar la unidad entre partido-estado y pueblo; que trata de poner al gobierno como insuficiente e incapaz de proporcionar bienestar al pueblo cubano y que pretende enarbolar desde una posición del gobierno de los Estados Unidos que con ellos se puede aspirar al progreso de un país como el nuestro. 

Esas son consabidas recetas hipócritas, discursos de doble rasero que los conocemos muy bien en toda la historia de los Estados Unidos hacia Cuba. ¿Cómo intervinieron en nuestro país, cómo se apropiaron de nuestra isla en 1902, cómo mantuvieron una dominación de nuestra isla en la etapa de la seudorepública y cómo esos intereses fueron golpeados por la Revolución cubana en su triunfo?

Les ha molestado mucho durante 60 años el ejemplo de la Revolución cubana y constantemente han estado arreciando. Han aplicado un bloqueo injusto y criminal, y cruel, recrudecido ahora en condiciones de pandemia y ahí está la perversidad manifiesta, la maldad de todas esas intenciones. Bloqueo y acciones restrictivas que nunca han tomado contra ningún otro país, ni contra los que ellos consideran sus principales enemigos.

Por lo tanto, ha sido una política de saña contra una pequeña isla que solo aspira a defender su independencia,  su soberanía y construir con autodeterminación su sociedad de acuerdo a los principios que más de un 86 % de la población ha apoyado en el ejercicio amplio y democrático que sostuvimos hace algunos años para aprobar la actual Constitución de la República de Cuba.

En medio de esas condiciones viene la pandemia, una pandemia que no ha afectado solo a Cuba, sino a todo el mundo, incluyendo a los Estados Unidos. Ha afectado a los países ricos y hay que decir que ante esta pandemia ni Estados Unidos ni esos países ricos tuvieron toda la capacidad para enfrentar sus efectos en sus inicios, y en muchos de esos países de primer mundo, con muchas más riquezas, colapsaron los sistemas de salud, las salas de terapia intensivas. Los pobres fueron desfavorecidos porque no existen políticas públicas orientadas al pueblo para su salvación, y tienen indicadores con relación  al enfrentamiento de la pandemia que tienen peores resultados que los de Cuba en muchos casos. 

__________

UNA SERIE DE PROVOCACIONES BIEN DIGITADAS POR RADIO Y TV MARTÍ, DE LA GUSANERA

Este domingo, algunas decenas de cubanos decidieron salir a reclamar. La primera protesta se originó en e San Antonio de los Baños (Artemisa, oeste) y al grito de “¡abajo la dictadura!”, “libertad” y “patria y vida”,

Las imágenes de otro tanto de personas en el Malecón, o de decenas frente a la sede del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) en la céntrica avenida 23 Allí, los manifestantes se encararon sin llegar a la violencia, con trabajadores del ICRT que portaban banderas cubanas y gritaban consignas como “Viva Fidel” y “Cuba sí, yanquis no”.

También se registraron marchas en otras localidades del país caribeño como Palma Soriano (Santiago de Cuba, oriente) y Güira de Melena y Alquízar, ambas de la provincia de Artemisa.

Sin duda, cada uno de estos pequeños núcleos, que para la visión conspirativa de medios hegemónicos de la derecha mundial serán «miles», obedecen a un plan de los típicos que ejecuta el imperialismo en distintos países. Pero Cuba no es cualquier país, y el pueblo cubano no permitirá que un grupo de sumisos a los espejos de colores que vende Washington quieran provocar una involución en más de 60 años de Revolución.

TODOS Y TODAS CON CUBA REVOLUCIONARIA, EN CADA PAÍS QUE NOS ENCONTREMOS.