L@s ciudadanos y las organizaciones sociales, indígenas, afrocolombianas, gitanas, juveniles, campesinas, feministas, académicas, culturales, ambientales, religiosas, empresas, sindicatos y la ciudadanía de todo el país, firmantes, convocamos un Pacto Nacional de Unidad por la Salud y la Vida de todos los colombianos y colombianas para exigir a las autoridades nacionales y departamentales los siguientes puntos:

Punto 1. Garantizar el acceso universal a la atención integral en salud y la atención de los determinantes sociales para los y las habitantes de Colombia, conforme a la Ley Estatutaria que consagra el derecho fundamental a la Salud. (Ley 1751 de 2015).

Punto 2. Garantizar la autoridad sanitaria en los departamentos y municipios para una gobernanza unificada de la salud pública. Unir todos los recursos de promoción, prevención y cuidado primario de la salud, manejados por las EPS, con los recursos departamentales, municipales y los recursos nacionales ordinarios y extraordinarios, para ser manejados desde la autoridad sanitaria sin ninguna intermediación.

Se impone giro directo a los prestadores en forma descentralizada con transparencia y control de estos recursos por parte de todos los organismos de control, veeduría ciudadana y otros. Esta decisión, abriría paso a una salud pública descentralizada y a una dirección unificada de la red de prestadores de servicios de salud. Esto implica que la toma de muestras y entregas de resultados de pruebas, seguimiento, cercos epidemiólogos, y aislamientos puedan ser controladas por la autoridad sanitaria.

Punto 3.  Aprobar a la brevedad posible los protocolos autorizados de atención domiciliaria de casos COVID 19.

Punto 4. Acelerar la implementación de la estrategia de Atención Primaria de la Salud Integral e Integrada, con enfoque familiar, intercultural, territorial y comunitario en todo el territorio nacional, garantizando los recursos financieros para los equipos multidisciplinarios y el apoyo de servicios de tele salud para el cuidado temprano de todos los problemas y necesidades prioritarias diferenciadas por territorio.

Punto 5. Garantizar el pago de las deudas a las clínicas y hospitales para pagar a cabalidad los salarios atrasados.

Punto 6. El país necesita en forma urgente avanzar en la formalización laboral y trabajo decente en el sector salud evitando que los trabajadores sean el factor de ajuste de los desequilibrios financieros del mercado de la salud. Pagar todos los salarios atrasados a los-as trabajadores de la salud. Avanzar en la construcción de modalidades de contratos dignos, estables y sostenibles con presupuesto anualizado.

Punto 7. Proveer a los-as trabajadores de la salud de todos los equipos de protección personal para proteger sus vidas, las de sus familias y sus comunidades, como una responsabilidad indelegable del Estado Colombiano y el concurso de los empleadores, entidades territoriales de salud, EPS, IPS y Administradoras de Riesgos Laborales (ARL).

Punto 8. Garantizar la Renta Social Básica para todos los ciudadanos y ciudadanas con vulnerabilidad económica. La protección económica protege vidas y hace viable el aislamiento social obligatorio.

Punto 9. Garantizar el subsidio a los servicios públicos que fue derogado por la Corte Constitucional, debido a fallas en el procedimiento por parte del gobierno nacional.

Punto 10. Establecer un sistema de información público, en línea, que contemple aspectos financieros, administrativos, epidemiológicos, socio demográficos, disponibilidad y contratación del personal de la salud, dotación hospitalaria, de la atención de la pandemia, que permita toma decisiones ajustadas a la realidad y la veeduría ciudadana de la gestión en salud pública de la pandemia.

Punto 11. Hacemos un llamado a la institucionalidad colombiana, la academia, la sociedad civil y el Sistema de las Naciones Unidas a detener las muertes evitables por COVID 19, y actuar bajo el principio universal y ético de solidaridad y compasión humana, especialmente con las poblaciones más vulnerables y vulneradas de Colombia.

Punto 12. Elevamos nuestras voces para repudiar el asesinato sistemático de nuestros líderes y lideresas sociales, el regreso de las masacres en diferentes territorios del país, el desplazamiento forzado, y conminamos al Estado Colombiano con el apoyo de la sociedad civil y los países garantes, a retomar los diálogos con el ELN, y cumplir a cabalidad los acuerdos de paz.

13 de abril de 2021

Adendum:

El próximo 17 de abril se realizará la Reunión preparatoria del Encuentro Nacional del Pacto por la Salud y la Vida.

Tomado de: Federacionmedicacolombiana.com