Expresiones de rabia, tristeza y desconcierto en grupos de oposición surgieron a partir de las declaraciones del vocero estadounidense Elliott Abrams; quien se refirió en una entrevista televisiva a las ideas “surrealistas” de la dirigente María Corina Machado.

El reiterado llamamiento de la coordinadora de Vente Venezuela, a la intervención directa por parte del gobierno de Donald Trump y la derecha internacional, en asuntos internos de Venezuela, no encontró el esperado apoyo de Abrams, para quien Machado “vive en un realismo mágico”.

El enviado especial de la Casa Blanca, para ejecutar políticas contra Venezuela, dijo que “María Corina es libre de decir lo que quiera”, al estimar que sus planteamientos no constituyen una respuesta sensata para lo que necesita el oposicionismo.

En ese sentido, durante un programa transmitido por CNN En Español; María Machado desestimó los señalamientos de Elliott Abrams y lo acusó de ir contra la política de su propio jefe, Donald Trump.

Lamento esas declaraciones porque socavan la propia política del presidente Trump que se ha comprometido con la liberación de Venezuela”, expresó Machado; quien insistió en su idea de consumar “una amenaza real” contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

María Corina Machado ha mantenido, en los últimos meses, la petición de que se aplica sobre Venezuela el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), como instrumento para fomentar una incursión militar; principalmente de parte del gobierno de Estados Unidos.

Hablan las redes sociales

La reacción ante la respuesta del vocero de la administración Trump no se hizo esperar y la cantidad de mensajes difundidos colocaron a Abrams como tendencia entre los temas del momento.

En los últimos días militantes y simpatizantes de los diversos grupos de oposición que existen en Venezuela; han criticado a sus dirigentes por la incapacidad de logra el consenso mínimo necesario; en plenos preparativos para las elecciones parlamentarias.

Las opiniones sobre el nuevo episodio de displicencia protagonizado por María Corina Machado y Elliott Abrams; traen al tapete el distanciamiento entre los factores de la derecha y la posición de rechazo que algunos mantienen ante la figura de Juan Guaidó.