Brasilia, 18 ago (Prensa Latina) La Coalición Negra por los Derechos en Brasil denunciará en el Tribunal Penal Internacional al presidente Jair Bolsonaro por delitos de responsabilidad, que agravan hoy la política de genocidio contra ese segmento poblacional.
Medios periodísticos aseguran que la denuncia ante ese tribunal con sede en Países Bajos utilizará como base la solicitud de destitución del mandatario ultraderechista presentada por el movimiento el 12 de agosto en la Cámara de Diputados.

El foco de las acusaciones será el debilitamiento de la vida de la población negra en las ciudades y también en las comunidades quilombolas (afrobrasileñas), consideradas tradicionales.

Formada por 150 organizaciones y colectivos, la coalición denuncia que los crímenes se intensificaron durante la pandemia de Covid-19, descuidada por el gobierno y que hasta el momento cobró más de 108 mil muertes en el gigante suramericano.

La solicitud de impeachment (juicio político) está firmada además por otras 600 entidades y personalidades como Chico Buarque, Sueli Carneiro, Vilma Reis, Bianca Santana, Emicida, Dexter, Salgadinho, Happin Hood, Nando Reis, Douglas Belchior, entre otros.

‘No podemos admitir que se lleven a cabo políticas públicas que aumenten la exclusión, la violencia y perpetúen el racismo, como lo hace el actual presidente de la República’, indica la alianza en el pedido.

Precisa que las acciones emprendidas y autorizadas por Bolsonaro demuestran que no solo realiza discursos racistas, sino que realmente cumple sus prácticas discriminatorias durante el ejercicio de su administración pública.

Recuerda la alianza que hace dos años 38,1 millones de personas negras vivían por debajo del umbral de pobreza y esto significa un 33 por ciento del total de la población afrodescendiente.

Tal situación, añade, empeoró drásticamente durante este período del gobierno de Bolsonaro.

Revela que cada 23 minutos un joven negro es asesinado en Brasil y el número de muertes por brutalidad policial bate récords.

‘Nuestra petición también presenta la relevancia de que las voces del movimiento negro estén en los procesos de discusión de las direcciones políticas y democráticas de este país’, apunta la coalición que hizo entrega del 56 pedido de impeachment contra Bolsonaro en la Cámara baja.

tgj/ocs