Washington, 18 ago (Prensa Latina) El expresidente Bill Clinton (1993-2001) y el exsecretario de Estado John Kerry integran hoy la lista de oradores de la Convención Nacional Demócrata, un importante evento de cara a las elecciones estadounidenses de noviembre próximo.
La cita iniciada la víspera, y que se prolongará hasta el jueves, también contará este martes con las intervenciones del líder de la minoría demócrata en el Senado, Charles Schumer; la representante Alexandria Ocasio-Cortez; y la exfiscal general Sally Yates, entre otros.

En esta reunión de la fuerza azul, que tiene como sede a la ciudad de Milwaukee, Wisconsin, debe ser confirmado como candidato presidencial el exvicepresidente Joe Biden, quien tras su ratificación se enfrentará en los comicios del 3 de noviembre al actual mandatario del país, el republicano Donald Trump.

A diferencia de ciclos electorales anteriores, en los cuales esta convención y la republicana eran eventos multitudinarios donde los nominados de cada partido intentaban ganar apoyo entre los votantes, la cita de este año tiene un formato muy reducido y transcurre en gran medida de forma virtual.

Ello se debe al fuerte impacto en la nación norteña de la pandemia de la Covid-19, la cual obligó a posponer esta reunión, originalmente programada para celebrarse del 13 al 15 de junio, y a reducir de 50 mil a unas 300 la cantidad de personas que toman parte de forma presencial.

De hecho, el propio Biden no asistirá a Milwaukee para dar su discurso de aceptación de la candidatura demócrata, sino que comparecerá en el evento de forma virtual desde su residencia en Wilmington, Delaware, en la noche del jueves.

Asimismo, muchos de los oradores de hoy y de las demás jornadas también se dirigirán a la audiencia nacional desde otros escenarios como Nueva York y Los Ángeles.

La pandemia de la Covid-19, que ha marcado la vida social, económica y política en el país durante los últimos meses, es uno de los temas centrales de la reunión demócrata, donde los participantes abordan, además, otros asuntos de gran impacto como la economía y el racismo.

Uno de los propósitos centrales en este evento es lograr promover la unidad dentro de las filas del partido y evitar un escenario similar al de 2016, cuando los partidarios del senador progresista Bernie Sanders rechazaron la candidatura de Hillary Clinton, quien finalmente fue derrotada por Trump en las urnas.

El propio Sanders fue una de las figuras que intervino anoche en la convención, y desde abril pasado, cuando puso fin de sus aspiraciones a la Casa Blanca, anunció públicamente su respaldo a Biden, aunque está por ver si ese apoyo puede ser suficiente para movilizar a sus seguidores detrás del exvicemandatario.

Biden llegó a la cita de Milwaukee con una ventaja sobre Trump en la mayoría de las encuestas nacionales, pero su superioridad es algo menor a la mostrada hace un mes, y diversos medios y analistas advierten que mucho podría cambiar en el panorama del país hasta el 3 de noviembre.

mem/mar