Brasilia, 15 jun (Prensa Latina) El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil repudió las amenazas que preconizan y protagonizan hoy partidarios del presidente ultraderechista Jair Bolsonaro en continuas manifestaciones y actos antidemocráticos.

‘Infelizmente, el sábado por la noche, Brasil experimentó otro ataque contra el Supremo Tribunal Federal, que también simboliza un ataque contra todas las instituciones constituidas democráticamente’, señala el presidente de la corte superior, Antonio Dias Toffoli, en un comunicado.

En esa jornada nocturna provocadores de ultraderecha, seguidores de Bolsonaro, utilizaron pirotecnia y corearon cánticos hostiles contra los ministros frente a la sede del STF, en el centro de Brasilia.

Toffoli alerta que ‘financiadas ilegalmente, esas actitudes han sido reiteradas y alentadas por una minoría y miembros del propio Estado, pese al intento de diálogo que el Supremo Tribunal trata de establecer con todos los poderes, instituciones y sociedad civil, para el progreso de la nación brasileña’.

El STF ‘nunca se someterá, como no lo ha hecho en toda su historia, a ningún tipo de amenaza, ya sea velada, indirecta o directa, y seguirá cumpliendo su misión’, remarca la nota.

Guardián de la Constitución, prosigue el texto, la corte ‘repudia tales conductas y hará uso de todos los recursos, constitucionales y legales, para su defensa, la de sus ministros y la de la democracia brasileña’.

También el domingo, grupos pro Bolsonaro se movilizaron en esta capital y entre los protestantes estuvo el ministro de Educación, Abraham Weintraub, quien recientemente pidió enjaular a los 11 magistrados del STF.

Asimismo hubo un acto de adictos del exmilitar presidente frente al capitalino Cuartel General del Ejército, donde portaron carteles con frases como ‘Intervención militar con Bolsonaro en el poder’ y ‘S.O.S Fuerzas Armadas’.

Por otro lado, el fiscal general Augusto Aras pidió una investigación sobre incursiones violentas en hospitales del país que, posiblemente, afectaron a profesionales del sector.

‘Si tiene un hospital de campaña cerca de usted, si tiene un hospital público, encuentre una manera de entrar allí y filme’, estimuló Bolsonaro, sin llamar directamente a sus simpatizantes, a través de redes sociales.

De acuerdo con Aras, ‘indudablemente, estas conductas colocan en riesgo la integridad física de los valerosos profesionales que se dedican de forma obstinada a revertir esta crisis sanitaria’ por la pandemia de Covid-19.

arc/ocs