Brasilia, 9 jun (Prensa Latina) El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva rechazó una entrevista solicitada por el periódico O Globo de Brasil, al alegar que resulta inadecuado el contenido editorial que aún hoy mantiene el influyente diario hacia su persona.

‘Mientras no se reconozca y corrija el tratamiento editorial difamatorio de las organizaciones Globo, no será posible aceptar una solicitud de entrevista como parte de una normalidad que no existe, por los parámetros del periodismo y la democracia’, respondió Lula en una carta al pedido del periodista Bernardo Mello Franco.

El fundador del Partido de los Trabajadores alude a cómo las organizaciones Globo lideraron la lucha para evitar que fuera candidato presidencial en 2018, incluso bajo la ley brasileña y una decisión de las Naciones Unidas que garantiza este derecho.

En su misiva, denuncia como las publicaciones de ese rotativo ocultaron sus absoluciones en la justicia y las muchas pruebas de su inocencia.

Asimismo, cómo resultó víctima de un proceso político y parcial, varias veces demostrado por su defensa desde 2015 y la serie de reportajes de Vaza Jato (revelaciones) realizados por el sitio web The Intercept Brazil, en asociación con medios como Folha de Sao Paulo, Agencia Pública, entre otras agencias de prensa.

El exmandatario aclara que ‘no confundo las organizaciones con la diferente conducta profesional de cada uno de sus periodistas’.

Lo que me impide hacerlo, prosigue, ‘es el notorio tratamiento editorial que las organizaciones Globo adoptan hacia mí, mi gobierno y las demandas ilegales y arbitrarias a las que he sido sometido’.

Esas denuncias ‘tienen sus raíces en las falsedades divulgadas por los medios Globo y nunca corregidas, a pesar de los hechos y las pruebas claras, reconocidas por los juristas en Brasil y en el extranjero’, apunta el exdirigente obrero.

Lula insiste en que, en lugar de ser analizado con exención periodística, ‘la persecución judicial contra mí fue concedida por O Globo. Las revelaciones del sitio web de The Intercept fueron censuradas, ocultando la evidencia de que fui juzgado por un juez parcial (Sérgio Moro), en connivencia con los fiscales, quienes sabían de la fragilidad y la falta de pruebas para su acusación’.

La última entrevista de Lula con un medio de la organización Globo la tuvo con el periodista Roberto D’Ávila, para la televisora Globonews, en 2015.

agp/ocs/cvl