Caracas, 2 jun (Prensa Latina) Venezuela avanza hoy hacia la normalización en la distribución y suministro de combustible automotor a la población, tras las afectaciones ocasionadas por las agresiones económicas de Estados Unidos, aseguró el presidente, Nicolás Maduro.

‘Luego del ataque artero y criminal por parte del gobierno de (Donald) Trump y sus cómplices internos, (?) iniciamos con éxito el abastecimiento de gasolina en todas las estaciones de servicio del país. Corregiremos detalles y avanzaremos hacia una nueva normalidad en beneficio del pueblo’, escribió el mandatario en la red social Twitter.

Más temprano, el jefe de Estado pasó revista a la activación del nuevo esquema de comercialización del carburante, mediante el cual desde este lunes se habilitaron más de mil 360 estaciones de servicio para la venta subsidiada a la población y otras 200 aprobadas para ofertar el combustible a precio internacional.

Maduro precisó que durante la jornada se distribuyeron en todo el país un total de 125 mil barriles de gasolina para garantizar el abastecimiento, el cual sufrió serias afectaciones los últimos meses producto de las medidas coercitivas implementadas por Estados Unidos.

Esta situación obligó al Ejecutivo a adoptar medidas extraordinarias para mantener en funcionamiento sectores priorizados, en un escenario marcado por el enfrentamiento a la pandemia de la Covid-19.

El presidente de Venezuela informó además que este martes se instalará una mesa de trabajo con representantes del sector del transporte, para garantizar la prestación de los servicios en el ámbito del nuevo esquema de distribución de la gasolina.

Al respecto, indicó que los transportistas de pasajeros y de carga tendrán acceso al carburante bajo una modalidad de subsidio total, con el fin de dinamizar ese sector de la economía y evitar un aumento en el precio de los bienes y servicios.

Maduro alertó que las autoridades adoptarán medidas severas de carácter administrativo y penal contra los trabajadores del transporte que se aprovechen de ese beneficio para incurrir en delitos de contrabando y reventa de combustible.

Asimismo, el mandatario ordenó realizar una investigación para dar con los implicados en actividades ilícitas en las estaciones de servicio durante la crisis de los últimos meses.

Venezuela recibió en el transcurso de la última semana un importante envío de gasolina transportada en cinco tanqueros iraníes, destinada a paliar el desabastecimiento ocasionado por las medidas coercitivas impuestas por la administración estadounidense.

El respaldo de Irán permitió al gobierno venezolano activar un nuevo esquema de distribución del carburante en más de mil 500 estaciones de servicio del país, con un precio de venta a la población equivalente a 0,025 dólares, subsidiado en alrededor del 95 por ciento.

Los buques iraníes transportaron además los aditivos, insumos y repuestos necesarios para reactivar la capacidad de refinación del país sudamericano.

agp/wup