Beijing, 20 abr (Prensa Latina) El gobierno de China exigió hoy a Estados Unidos parar de alimentar teorías de conspiración con fines políticos sobre la Covid-19, al insistir en que el tema debe quedar en manos de la ciencia.

Geng Shuang, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo en rueda de prensa que Washington debe poner empeño en combatir al virus en vez de atacar al país asiático con pronunciamientos confusos y erróneos.

Deploró llamados de funcionarios y políticos norteamericanos para realizar pesquisas en China sobre el brote epidemiológico y exigirle una indemnización por las pérdidas derivadas de la pandemia.

El portavoz refutó las acusaciones del presidente Donald Trump y del secretario de Estados, Mike Pompeo, respecto a la supuesta fuga del coronavirus SARS-CoV-2 del Laboratorio Nacional de Bioseguridad tipo P4 de Wuhan y enfatizó en que descubrir el origen de patógeno es una tarea de los científicos.

En ese aspecto recordó diversos pronunciamientos de expertos dentro y fuera de China que desmontan esa teoría conspirativa o la presunta fabricación del virus por parte de humanos.

Según remarcó, la proliferación irresponsable de esas tesis solo pone en peligro la cooperación entre científicos del mundo en un momento clave para la solidaridad y la salud pública en todo el planeta.

Entre otras cuestiones, Geng calificó de desacertada la acusación del asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, a China de sacar partido en medio de la pandemia con una apropiación del mercado de insumos médicos.

Según detalló, entre el 1 de marzo y el 17 de abril la nación asiática suministró a Estados Unidos más de mil millones de mascarillas faciales, 258 millones pares de guantes y 29,19 millones de trajes protectores, entre otros materiales y equipos.

rgh/ymr