Bogotá, 14 ene (Prensa Latina) El Comité de Paro en Colombia prepara hoy nuevas acciones de protesta para el 21 de enero en rechazo a políticas impulsadas por el gobierno y a la violencia existente en el país.

Como continuidad de las movilizaciones iniciadas con el paro masivo nacional del 21 de noviembre pasado, está previsto un cacerolazo en las plazas del país.

Hemos decidido participar con un cacerolazo en todas las plazas centrales de los municipios, expresó Nelson Alarcón, presidente de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, una de las organizaciones que compone el Comité.

El presidente de la Centro Unitaria de Trabajadores, Diógenes Orjuela, dijo que la agenda de marchas para este año la definirán a finales de enero.

En diciembre pasado el Comité expresó que la lucha y la movilización masiva y pacífica se profundizarán durante el 2020.

Se hace necesario la preparación, organización y persuasión a más sectores de la población para que de manera consciente y decidida se vinculen a las reclamaciones que todo el país tendrá que hacer debido a los oídos sordos de este gobierno y la profundización de los males que aquejan, manifestó.

El descontento social generalizado que se ha expresado en el marco del paro nacional desde el 21 de noviembre último, ha sido extraordinario, apuntó mediante un comunicado.

El Comité subrayó que ‘millones de personas de todos los sectores sociales, de distintas maneras, formas y expresiones, han levantado su voz de protesta y se ha movilizado (?) contra las políticas del presidente Iván Duque y los partidos que lo respaldan, quienes no han querido atender ni resolver las reclamaciones que retumban por todos los rincones del país’.

Por el contrario, señaló, ‘el movimiento social ha sido reprimido y perseguido por todas las fuerzas del Estado, con muestras evidentes de violación de los derechos humanos, centenares de heridos y detenidos, incluidos asesinatos por la acción criminal del denominado Escuadrón Móvil Antidisturbios’.

Colombia despertó, exige explicaciones y soluciones a los problemas que agobian la vida diaria y nos llevan a peores condiciones de vida y de trabajo, sumiéndonos en la pobreza y desconociendo los más elementales derechos, enfatizó.

La respuesta del gobierno ha sido dilatar la creación de un escenario de negociación de los puntos del paro nacional, y a la vez, aprobar a pupitrazo limpio (con rapidez y sin entrar mucho en detalles) en el Congreso leyes que como la reforma tributaria, mal llamada ley de crecimiento económico, crea mayores beneficios a los grandes conglomerados económicos nacionales y extranjeros, remarcó.

mem/mfb