Bogotá, 12 ago (Prensa Latina) La Asociación Campesina Unidos por Togüí y sus Comunidades denunció hoy amenazas contra líderes sociales de ese municipio colombiano, destacados por su labor en defensa de los derechos de la población rural.

Luis Eduardo Santafé, Pablo Miguel Fajardo y José Cabrejo han sido blanco de constantes intimidaciones vía telefónica, de acuerdo con la información divulgada.

Son miembros de la junta directiva de la Asociación y, en tal condición, han liderado proyectos y acciones en defensa de los derechos campesinos y la constitución de la zona de reserva campesina de Togüí.

Fajardo recibió una llamada de un sujeto que se identificó como ‘comandante Germán del Clan del Golfo’ (la mayor banda del crimen organizado en Colombia), quien le dijo que ‘con lista en mano vamos hacer limpieza en el pueblo, vamos a instalar retenes en las veredas (tipo de subdivisión territorial de los municipios) para ver quiénes se están movilizando por el pueblo’, detalló.

Según el reporte, el sujeto también le dijo que ‘tenemos gente nuestra en el pueblo, por eso ni se le ocurra denunciarnos, tenemos el control del 90 por ciento del territorio de Santander y Boyacá, si no nos apoya debe desocupar el territorio’.

Autoridades policiales informaron a medios locales de prensa que se realizará una reunión para analizar ‘las supuestas amenazas’ a esos tres líderes sociales.

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) señaló que del 1 de enero de 2016 al 20 de julio de 2019 asesinaron en Colombia a 738 líderes sociales y defensores de derechos humanos.

Desde que se suscribió en noviembre de 2016 el Acuerdo de Paz entre el Estado y la exguerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarios de Colombia-Ejército del Pueblo, hasta julio último han sido ultimados 627, puntualizó.

Actualmente hay mil 351 líderes sociales amenazados en Colombia, donde se reportan frecuentes asesinatos de personas que defienden los derechos humanos, el medio ambiente y la paz.

El defensor del Pueblo, Carlos Negret, subrayó que ‘no se debe asesinar un líder más. Existe una falta coordinación del Ministerio de Defensa, Interior y las entidades territoriales’.

En dicho contexto diferentes voces plantean que la situación de violencia se agudiza al tiempo que el presidente Iván Duque planteó que ‘en lo que va corrido de nuestro Gobierno (…) hemos tenido una reducción del 35 por ciento en ese número de asesinatos’.

oda/mfb / prensa-latina