Beijing, 6 ago (Prensa Latina) China advirtió hoy que aplicará contramedidas si Estados Unidos despliega misiles terrestres de alcance intermedio en Asia y advirtió a los aliados de Washington en esta región de las repercusiones si permiten ese armamento en su territorio.

El director del Departamento de Control de Armas de la cancillería china, Fu Cong, precisó que el gigante asiático no se quedará de brazos cruzados y estará obligado a contrarrestar cualquier acción militar de la nación norteña en esta región.

Fu también alertó al resto de los países del continente, especialmente a Japón, Corea del Sur y Australia, a actuar con ‘prudencia’ y no permitir el emplazamiento de misiles estadounidenses en sus territorios.

Las autoridades de China responden así a las declaraciones del secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, quien manifestó su deseo de desplegar ‘lo antes posible’ en Asia nuevas armas convencionales de medio alcance.

El sábado pasado, antes de partir a una gira por Australia, Nueva Zelanda, Japón, Mongolia y Corea del Sur, Esper se mostró a favor de instalar ese tipo de armamento en la región, posiblemente en unos meses.

Aunque Fu no ofreció detalles sobre la respuesta de China en caso de que esos planes estadounidenses avancen, dijo que ‘todas las opciones estarán sobre la mesa’.

Este anuncio llega tan solo días después de que Estados Unidos formalizó su retirada del Tratado de Armas Nucleares de mediano y corto alcance (INF) con Rusia, bajo el argumento de continuas violaciones del mecanismo por parte de Moscú.

La cancillería china criticó esa decisión y dijo que ella la Casa Blanca recurre al unilateralismo y obvia los intereses y la seguridad de la mayoría.

Rusia, por su parte, ha negado las acusaciones y en respuesta el Kremlin también declaró que se alejaría del pacto.

El presidente ruso, Vladímir Putin, argumentó que Estados Unidos llevaba mucho tiempo violando sus cláusulas con las pruebas de misiles de medio alcance y el despliegue en Rumanía y Polonia de sistemas de lanzamiento de misiles de crucero.

El histórico tratado firmado en 1987 entre Estados Unidos y la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas preveía la eliminación de todos los cohetes, convencionales o nucleares de un rango de entre 500 y cinco mil 500 kilómetros de alcance.

tgj/ipf / prensa-latina