NELSON LOMBANA SILVA 30 ABRIL 2019 VISTO: 387

El primero de mayo es el día internacional de la clase trabajadora, día salpicado de sangre obrera, pero también de vida y esperanza en un mundo más justo y humano. Por eso, la convocatoria es a conmemorar esta efeméride con mística revolucionaria, con la firme convicción de que los pueblos sí se pueden unir para derrotar la burguesía y el imperialismo norteamericano.

Es una fiesta revolucionaria, un día en el que debemos renovar y abrevar las energías en torno a la unidad y a la construcción del Socialismo. Así, no puede ser una fiesta para estimular la sociedad de consumo y fortalecer la ideología de la derecha.

La Revolución Socialista no se decreta, se construye con la decisión férrea de hombres como Manuel Marulanda Vélez, Fidel Castro Ruz, Hugo Chávez Frías, Antonia Santos, Policarpa Salavarrieta, Simón Bolívar y la estructura orgánica de un Partido que realmente encarne los anhelos más puros de los pueblos en pie de lucha.

La clase obrera internacional tiene mil razones para salir masivamente a las calles. El planeta tierra es hoy por hoy un gigantesco polvorín. Un simple error de cálculo puede borrar todo rastro de vida en cuestión de minutos. El armamento nuclear se encuentra al alcance de locos y depravados como Donald Trump, que Juega con fuego sobre este infernal arsenal.

Igualmente, comenzando el siglo XXI, Estados Unidos, persiste en la demencial idea de someter los pueblos a punta de hambre y desnutrición, por eso acelera el bloqueo económico contra Cuba Socialista, la hermana República Bolivariana de Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Ecuador. Crimen atroz suavizado por la terrible onda mediática.

Y, ¿Qué decir de Colombia? Esta “finca” de los yanquis está manga por hombro, es un Estado mafioso, corrupto y violento donde los principales gobernantes hablan español pero piensan en inglés. Parece increíble que domine el Centro Democrático, la escoria de la politiquería extrema, que se empecina en que Colombia siga transitando los caminos aciagos de la violencia de pueblo contra pueblo como ha sucedido hasta ahora. Un Partido que solo sabe hablar de muerte, destrucción, terror y corrupción en detrimento del pueblo y a favor de la mafiosa clase dirigente.

El Centro Democrático con el pandillero mayor a la cabeza, Álvaro Uribe Vélez, sigue dando clases de “ética y de política”. ¡Qué horror! Un cerdo, un narcotraficante, hijo de narco y con familiares también narcos y paramilitares conduciendo un país descompuesto y sin brújula.

Un criminal sostenido por Estados Unidos y el Estado mafioso con el único propósito de agredir los países hermanos. Un gobernador tolimense descompuesto que se burla de la justicia teniendo como espadachín un senador y una representante a la cámara.

Y así, podríamos seguir enumerando las razones para salir mañana a la calle a unir fuerzas para derrotar esta caterva de malhadados y criminales que han subsistido succionándole el trabajo noble del obrero, del trabajador. Sea dicho que en el capitalismo quien produce es el obrero, el patrón es un simple parásito que aprovecha para apoderarse de las ganancias y hacerlas suyas.

Hay que combinar acertadamente la lucha reivindicativa con la lucha política. Es decir, no solamente hay que lanzar gritos pidiendo mejor salarios, sino también lucha revolucionaria y socialismo.

El Partido Comunista Colombiano, Local Ibagué, saluda a todos los trabajadores del mundo, hombres y mujeres, en su día. Rinde emocionado homenaje a los héroes de Chicago y los que han caído durante la dura, desigual, pero emotiva lucha revolucionaria. A Todos ellos y ellas, ¡Honor y Gloria!

También saluda a la juventud, al estudiante, al cultor, a la mujer campesina, al aborigen y a todos los que luchan con honestidad y tenacidad. Esa lucha solitaria hay que unirla para que sea fuerte. Ya lo había dicho Bolívar: Divididos somos débiles, unidos fuertes. ¡Viva la clase obrera! ¡Viva la CUT! ¡Viva la lucha sindical consecuente! ¡Viva el socialismo! ¡Viva Ibagué ciudad musical de Colombia!

1º de MAYO DÍA DEL TRABAJADOR SU ORIGEN.

PACOCOL.ORG