Caracas, 4 feb (PL) El presidente venezolano, Nicolás Maduro, rechazó hoy la política hostil del autodenominado Cartel de Lima y el gobierno de Estados Unidos para propiciar un golpe de Estado en el país sudamericano.
Durante la clausura de la jornada Somos Venezuela Democracia y Paz, que convocó a intelectuales latinoamericanos en esta capital como muestra de solidaridad con la nación, el mandatario calificó de despiadados los ataques contra el Gobierno nacional.

‘Se ha impuesto una verdadera inquisición en la política internacional contra los movimientos progresistas desde el Cartel de Lima. O nos subordinamos a Washington o no somos nada’, cuestionó al referirse al comunicado de la alianza política emitida hoy desde Canadá.

El organismo anunció en esta jornada que se dan los primeros pasos para ‘la bienvenida’ como integrante al gobierno paralelo que intentan establecer en la nación, encabezado por el diputado opositor Juan Guaidó.

‘La independencia venezolana no nos las regaló ni decretó nadie, la ganamos a pulso, a sangre, sudor y lágrimas con el esfuerzo de miles de hombres y mujeres’, enfatizó Maduro.

Asimismo, el jefe de Estado denunció las recientes declaraciones del presidente norteamericano, Donald Trump, quien aseguró que una intervención militar es una opción para la nación sudamericana.

Estas amenazas violan el derecho internacional, la Carta de Naciones Unidas, que prohíbe el uso de la fuerza entre miembros, e incluso la Carta de la Organización de Estados Americanos, enfatizó el dignatario venezolano.

‘En Venezuela no va a haber intervención ni golpe de Estado consolidado. En Venezuela volverá la paz integral, es su derecho’, afirmó.

A propósito de la jornada solidaria, Maduro llamó a levantar un poderoso movimiento que denuncie, rechace y derrote las amenazas de intervención militar imperialista norteamericana.

El mandatario convocó a suscribir un documento para el cese de todas las amenazas contra la nación así como el derecho internacional a partir del próximo miércoles para llevarlo hasta la Casa Blanca.

agp/ebr/cvl – PRENSA-BOLIVARIANA