México, 18 ene (PL) El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció hoy el nuevo plan de distribución de gasolina y una convocatoria a dos mil choferes que deseen conducir las 500 nuevas pipas compradas con ese fin.

Insistió en que se avanza a la normalidad en el abasto de gasolina y se superan los problemas porque no se había atendido ese fenómeno y lo menos que se puede decir es que hubo durante mucho tiempo indiferencia, indolencia, y omisiones.

Explicó que a pesar de todo sigue la resistencia a la batalla contra el robo y los intentos y sabotajes contra los ductos, pero aun así llevamos algunos días que hemos podido mantener en actividad el de Tuxpan, el más importante de todos porque suministra diariamente 160 litros a la ciudad y el estado mexiquense.

Pero hay otros ductos en los que seguimos teniendo problemas con tomas clandestinas, en especial aquellos en los que lamentablemente se otorgó el derecho de vía, es decir, permisos para que se construyeran encima de ellos instalaciones que se usan para robar combustibles.

Esa invasión de los derechos de vías de los ductos ha servido para construir bodegas y almacenes que son verdaderos centros clandestinos de distribución con todas las condiciones incluido el llenado de pipas como una empresa que abastece a domicilio.

Para acabar con todo eso se aplica el nuevo plan de distribución que incluye la compra de las 500 pipas para aumentar la capacidad de transportación con 200 mil litros diarios, es decir, un 25 por ciento en relación con la capacidad actual, para no depende solamente de los ductos.

Hoy mismo, dijo, se inicia el proceso de contratación de dos mil choferes para el transporte terrestre con las pipas que serán manejadas por la Secretaría de Defensa en lo que llamamos el Plan M-3, y la de Trabajo empieza hoy mismo a aplicar la convocatoria y a atender a los interesados.

mv/lma / https://www.prensa-latina.cu