Pekín hace un llamamiento al diálogo para resolver las divergencias.

China ha reaccionado al anuncio de la movilización militar parcial en Rusia decretado este miércoles por el presidente, Vladímir Putin.

Pekín pide un alto el fuego mediante negociaciones y soluciones que respondan a las preocupaciones de seguridad de todas las partes, dijo Wang Wenbin, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, citado por el periódico Global Times.

«Deben valorarse las razonables preocupaciones de seguridad de todos los países, y deben apoyarse todos los esfuerzos que conduzcan a la resolución pacífica de la crisis. China hace un llamamiento al diálogo y la consulta para resolver las divergencias», añadió el vocero.

En un mensaje a la nación, Putin ha decretado la movilización parcial en el país. De acuerdo con el mandatario ruso, para el servicio militar solo serán reclutados quienes estén en la reserva, hayan servido en las Fuerzas Armadas y tengan competencias y experiencia relevantes. Asimismo, ha explicado que ha adoptado la medida «para defender la Patria, su soberanía e integridad territorial», declaró.

Por su parte, el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, resaltó que 300.000 reservistas serán convocados en una movilización parcial y enfatizó en que no habrá movilización de estudiantes universitarios ni de los que hacen el servicio militar obligatorio.