En una acción conjunta de funcionarios de la Fiscalía, DIAN y Policía Nacional tomaron posesión de la cadena de almacenes Tierra Santa dentro de una investigación de las autoridades por  contrabando y lavado de activos.

Representantes de estos organismos informaron que en  la sucursal de Tierra Santa ubicada en el centro de la ciudad de Valledupar, capital del departamento del Cesar, en horas de la madrugada procedieron al cierre de las puertas del almacén y bodegas.

Según el reporte de Radio Guatapurí los transeúntes y habituales compradores observaron el ingreso a tempranas horas de un grupo de personas con la pinta de servidores públicos y rápidamente se divulgó el rumor de que se trataba de una inspección de rutina.

Sin embargo, luego de transcurrir varias horas lo que parecía un control rutinario no fue tal sino que hacía parte de un operativo realizado a nivel nacional a toda la cadena de almacenes de textiles y vestuario para tomar posesión de ella con fines de extinción de dominio.

Por cerca de diez años las autoridades colombianas (DIAN y Fiscalía) tenían sospechas de que la popular y exitosa cadena de almacenes era usada para realizar contrabando de bienes (textiles y ropa extranjera) y lavado de activos.

Una fuente oficial que participa en el operativo desde bien temprano en la mañana nos confirmó que en la diligencia judicial se encuentran agentes de Policía, delegados de la Fiscalía, personal de la DIAN y funcionarios de la Sociedad de Activos Especiales (SAE), para la toma de posesión de la sucursal Valledupar de Tierra Santa.

La diligencia se extendió por cerca de tres horas y se alargó por varias horas más por lo engorroso que resultó realizar el inventario de la mercancía que se encuentra dentro del almacén, tanto la que está exhibida al público como la que está en bodega.

Similares operativos se adelantan en otras ciudades como Barranquilla, Santa Marta y Montería.