Las autoridades ucranianas informaron el sábado sobre un ataque de misiles a ese puerto, ubicado al sur del país.

Las Fuerzas Armadas de Rusia destruyeron con misiles de alta precisión un buque militar ucraniano que se encontraba en una planta de reparación del puerto de Odesa, al sur de Ucrania, y un depósito de misiles Harpoon suministrados por Estados Unidos, ha informado el Ministerio de Defensa ruso.

Los misiles de largo alcance lanzados desde el mar eliminaron las capacidades de reparación y modernización de buques de la Armada ucraniana en esa planta, se precisa en un comunicado.

El sábado se registró un ataque al puerto de Odesa, un día después de que fuera firmado un acuerdo sobre el desbloqueo y exportación del grano varado en los puertos del país en medio del conflicto militar.

En redes sociales circulan imágenes de un incendio en el puerto por el impacto de un misil. También se registraron interceptaciones por la defensa antiaérea, sobre el mar de la zona. 

«Los misiles Kalibr destruyeron un objeto de infraestructura militar en el puerto de Odesa», escribió la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, en su canal de Telegram.

Por su parte, el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, calificó el ataque de «flagrante barbarie rusa«. «Si alguien pudiera decir que es necesario algún tipo de diálogo con Rusia, que miren lo que está pasando. Los misiles Kalibr han destruido la posibilidad misma de tales declaraciones», expresó.

El secretario general de la ONU, António Gutteres, condenó «inequívocamente» los ataques al puerto.

Kiev precisó que al puerto de Odesa apuntaron cuatro misiles, dos de los cuales fueron interceptados por las defensas antiaéreas.

Natalia Gumeniuk, portavoz de las fuerzas ucranianas, confirmó los impactos contra la infraestructura portuaria y un incendio a consecuencia del ataque, que fue rápidamente extinguido. Los misiles no alcanzaron las instalaciones de almacenamiento de grano en el puerto de Odesa, subrayó la vocera.

El viernes, Rusia y Ucrania firmaron en Estambul (Turquía) un acuerdo que garantizará las exportaciones de los cereales varados en los puertos ucranianos del mar Negro.

Las delegaciones suscribieron el pacto de forma separada con la ONU y representantes turcos, que actuaron como mediadores en el proceso de conversaciones.

El jefe de la ONU detalló que el acuerdo prevé la evacuación del trigo de los puertos ucranianos de Odesa, Chernomorsk y Yuznhy en un plazo de 120 días, que puede ser prolongado por un período similar si todas las partes están de acuerdo.

Como parte del acuerdo, visto como una forma de evitar una crisis alimentaria mundial, la ONU prometió ayudar a levantar los obstáculos a la exportación de grano, alimentos y fertilizantes rusos creados por las sanciones internacionales contra Moscú.