La grabación se conoce días después de que el Ministerio Público imputara a los presuntos responsables del asesinato y la desaparición del profesor.

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, divulgó este lunes un video en el que Maxyorisol Cumare Sequera, –esposa y presunta autora intelectual del secuestro, la desaparición y el asesinato del sociólogo y profesor Carlos Lanz– confiesa su participación en el crimen.

«Tres meses antes, me contacto con Glenn Castellanos (…) y le propuse una acción, que consistía en desaparecer a Carlos Lanz«, se le escucha decir a Cumare en el video, que fue grabado el domingo, pero presentado por Saab durante una rueda de prensa en la sede de la Fiscalía.

Según su testimonio, ella le habría entregado «un dinero» a Castellanos –8.000 dólares, de acuerdo a información previa del Ministerio Público– para que este contratara a dos sicarios y se encargara de desaparecer a su esposo. 

«El 8 de agosto de 2020, nos vimos aproximadamente a las 10:30 de la mañana, para él ratificarme que ya había desarrollado la acción [la desaparición de Lanz], utilizando como coartada la entrega de un libro», detalla Cumare, quien habría mantenido una relación extramatrimonial con Castellanos.

De acuerdo a los datos ofrecidos por Saab, ese encuentro entre ambos fue un elemento clave para cuestionar la coartada de Cumare, ya que permitió detectar las contradicciones sobre la razón que la motivó a citarse con Castellanos el mismo día de la desaparición del sociólogo, durante la cuarentena «radical» establecida en medio de la pandemia del covid-19.

En la grabación, Cumare también hace referencia a la creación del Comité de Búsqueda y Liberación de Carlos Lanz, instancia que ha sido cuestionada por Saab, puesto que acusó al Ministerio Público y al fiscal de «encubridores».

Al respecto, dijo que fue una de las creadoras y que esto se hizo «como coartada, para hacer denuncias, involucrando a la CIA, al Mossad y al mismo Estado [venezolano] sobre la desaparición forzada y secuestro político de Lanz».

Caso de impacto nacional

Lanz, de 74 años, fue reportado como desaparecido desde el 8 de agosto de 2020, tras haber sido visto por última vez en Maracay, estado de Aragua, donde estaba ubicada su residencia. 

La semana pasada, después de una investigación de casi dos años, la Fiscalía confirmó que el también dirigente político fue asesinado en una finca, poco después de su secuestro.

De acuerdo al relato de Castellanos, que se convirtió en el delator del Ministerio Público, la idea inicial de los asesinos era enterrar a Lanz en una fosa, pero después optaron por desmembrarlo y echar sus restos a los cerdos de la finca para que desapareciera cualquier evidencia del cuerpo.

Sobre el móvil del crimen, el fiscal dijo la semana pasada que fue para ocultar unos hechos de «corrupción» cometidos por Cumare en su cargo como gerente regional del Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces) en el estado Aragua, que habían sido descubiertos por Lanz.

Hasta ahora, el Ministerio Público ha dictado 15 órdenes de aprehensión contra los presuntos responsables del crimen. Entre los detenidos están la hijastra de Lanz, Alyeska Berenice Gil Cumare, y Abyayala Esperanza Lanz Cumare, su hija, sobre las que Saab detalló hoy que la Fiscalía no había encontrado aún «elementos que las vinculen de manera directa o indirecta en el hecho».