ANA PIÑERES, productora creativa y ejecutiva, comparte detalles del proyecto•

La vida está llena de situaciones que en un segundo pueden dar un giro tan inesperado, por ejemplo, cambiar la felicidad por la tristeza. Y justamente eso es lo que ocurre con Simón (Michael Brown) en la serie Pálpito. Asesinan a su esposa, Valeria (Margarita Muñoz), para sacarle el corazón y dárselo a la pareja de Zacarías (Sebastián Martínez), Camila (Ana Lucía Domínguez), quien necesita urgentemente el trasplante de ese órgano. Invadido por el dolor y con varias interrogantes, Simón sale en busca de respuestas sin imaginar lo que se iba a encontrar.

La historia de estos personajes ha llegado a millones de hogares de varios países de América, en los que se incluye Ecuador, así como a Europa, África, Asia y Oceanía. Según Netflix, en donde se estrenó el pasado 20 de abril, en la semana del 18 al 24 de abril obtuvo 68′040.000 horas vistas, convirtiéndola en la número de las series de habla no inglesa más vistas en la plataforma. Se posicionó en el top 10 de 68 países; en muchos de ellos y principalmente en América Latina, en el puesto uno. Incluso el presidente de Colombia, Iván Duque, y la ministra de Cultura, Ángelica Mayolo, a través de redes sociales resaltaron el logro obtenido de una producción colombiana.

En los últimos días, los fanáticos pedían una segunda temporada, y Netflix no se ha hecho esperar demasiado: el viernes 29 de abril anunció que “Pálpito 2 viene en camino”. Y este comunicado no solo alegró a los seguidores, sino a todo el equipo que está detrás de la serie, actores, equipo de producción y más personas involucradas en este trabajo.

Desde Colombia, Ana Piñeres, productora creativa y ejecutiva de Pálpito, expresa lo que significa esta noticia de la plataforma. “Para CMO Producciones, para Clara María Ochoa (fundadora de la productora), mi socia, y para mí como productoras, pues, es un gran orgullo este anuncio que hace hoy viernes Netflix para el mundo entero. Una serie que está siendo vista en el mundo entero y que ha sido un orgullo para todos los colombianos que estamos trabajando allí y también para su creador, el venezolano Leonardo Padrón, quien además hoy también fue anunciado que Netflix acaba de firmar un (contrato de exclusividad con la plataforma) para tres años, lo que nos da una gran alegría por Leonardo y por todo lo que vamos a construir de ahora en adelante con la nueva temporada de Pálpito. Estamos muy contentos por todo el equipo que participó”, indica Piñeres, quien visitará Ecuador en julio de este año.

Ana Piñeres, quien también es la actual chief operating officer, socia, productora ejecutiva y creativa de CMO Producciones, la casa productora de la serie, conversa sobre su desarrollo, que fue creada por Leonardo Padrón y dirigida por Camilo Vega, y de otros proyectos, como la segunda temporada de Pasión de gavilanes. También de La venganza de Analía, La niña, Tarde lo conocí, en la cual la protagonista fue la actriz ecuatoriana María Elisa Camargo, entre otras.

Pálpito ocupa el puesto uno de lo más visto en Netflix, incluido Ecuador ¿Se esperaba esta acogida de la serie? ¿Qué significan estos resultados para CMO Producciones, los actores y demás personas involucradas en el proyecto?

Siempre que se ha estrenado una de las series que producimos (y las que también creamos) se esperan buenos resultados, el fruto del trabajo hecho con calidad del equipo creativo, técnico, de actores y toda la familia que confirma una producción. Sin embargo, y con gran alegría, Pálpito superó las expectativas y es muy significativo para todos poner nuestro trabajo en el mapamundi audiovisual de la series más vistas del planeta.

El equipo de contenido de Netflix confía en CMO para producir y filmar la serie. ¿Cómo se vivió este proceso de producción y el rodaje?, ¿cuándo empezó y cuándo concluyó?

Fue un proceso extraordinario al lado del creador de la serie, el escritor venezolano Leonardo Padrón, y todo el equipo Netflix y CMO unidos para plasmar ese maravilloso guión desde cada una de las áreas (producción, arte, fotografía, dirección, sonido, postproducción, etc.). Leer cada capítulo era inspirador, y al venir de muchos meses de estar encerrados todos los departamentos se volcaron a realizar la mejor serie, en medio de una pandemia, con todas las medidas de bioseguridad, inclusive en un momento social complicado en el país. Pero, por encima del COVID y de todo lo que debíamos sortear día a día, la pasión por la historia era mucho más grande, y allí están los resultados. Fue casi un año entre la soft pre, la pre-producción, rodaje y la postproduucción, encima de cada detalle con Leonardo, Clara María, Camilo, el director y, por supuesto, el equipo de contenido de Netflix liderado por Roberto Stopello y Martha Godoy, que Pálpito logró convertirse en lo que es hoy.

Ana Lucía Domínguez, Michael Brown, Margarita Muñoz y Sebastián Martínez son parte de los actores de la serie. ¿Es la primera vez que trabajan con algunos de ellos? ¿Qué experiencia y qué aprendizaje deja trabajar con actores de esta talla?, incluso Carlos Vives tiene una participación…

Trabajar con actores profesionales es siempre nuestra consigna, hacer el mejor casting (en esta ocasión, realizado por el equipo de Juan Pablo Rincón), seleccionar minuciosamente a los talentos que crean y proponen personajes que nos hacen vivir las emociones que están en el libreto. Con los cuatro protagonistas no habíamos tenido el gusto de trabajar, y fue un placer: son actores disciplinados, muy profesionales y grandes seres humanos.

De Carlos Vives nos conocemos desde hace muchos años, y siempre es un privilegio disfrutar de sus canciones y su calidez. Es el mismo que conocimos, un hombre que le canta a la vida, que llena con su alegría el lugar donde está y te hace sentir cercano. Amamos trabajar en esta ocasión con Carlos, la Provincia y con Claudia Elena.

En la historia se aborda una problemática mundial: el tráfico de órganos. ¿Cómo fue la preparación para tratar este tema tan delicado en la serie?

Antes que nada hay que resaltar que el contenido de la serie es total inspiración de su creador, con todas las licencias que da la ficción para abordar cualquier tema. Por supuesto, tanto los escritores como en la producción tuvimos asesores para plasmar con verosimilitud cada detalle de la serie.

La serie consta de catorce episodios, y una pregunta que ronda en quienes la vieron es si habrá una segunda temporada. ¿Se prepara una segunda entrega o algún indicio sobre ello?

Para que haya una segunda temporada es importante que esos millones de espectadores la vean, la sigan y la pidan. Esperamos que, gracias a esas cifras que se están reportando, pronto la plataforma pueda contarnos noticias al respecto. (El pasado viernes 29 de abril, finalmente, se confirmó que se hará una segunda temporada de la serie).

En el trabajo de CMO Producciones se cuentan ocho largometrajes y once series de televisión (Tarde lo conocí, La niña, La ronca de oro, Correo de inocentes, entre otras). ¿Cómo han vivido el desarrollo de todas las producciones junto con su socia Clara María durante estos más de 20 años de la productora?

Ha sido subir cada escalón sin afán, con el disfrute de hacer las cosas siempre con pasión y calidad, crear historias que nos apasionan, que siempre te cuentan esos temas unicornio llenos de valor social, aparte de ser entretenidas. Clara María y yo somos unas creadoras de contenido y lo que hoy en día llaman showrunners, pero que nosotros preferimos llamar “productoras creativas”, que cuidamos desde la creación hasta la finalización de la post cada detalle creativo, que trabajamos en colectivo con nuestros directores y que nos gozamos cada día de cada etapa. Han sido 23 años de crear, aprender y seguir aprendiendo con la fiel convicción de hacer nuestro trabajo con rigor y mucho amor.

En ‘Tarde lo conocí’ la actriz ecuatoriana María Elisa Camargo dio vida a Patricia Teherán. ¿Cómo fue trabajar con María Elisa?

Cuando rodamos Tarde lo conocí, María Elisa era una actriz mucho más joven, llena de talento, y que llevó a la pantalla con pasión y mucho compromiso un musical que la retaba no solo como actriz, sino como cantante. Junto con Klych López y Mónica Botero, los directores, y un gran elenco de actores, llevamos una linda historia a la pantalla, que acaba de estrenar Amazon Prime Video en su plataforma. Yo espero que María Elisa haya aprendido mucho de esa experiencia con CMO y que siga creciendo humana y profesionalmente.

Además de Pálpito, también se suma Pasión de gavilanes, temporada dos, para NBC Universal Telemundo. ¿Cómo se vivió el proceso de desarrollo para esta segunda entrega, que llegó para los fanáticos luego de casi dos décadas?

Ser los productores de la nueva temporada de Pasión de gavilanes en Colombia fue todo un privilegio; trabajar junto al equipo de NBC Universal Telemundo y rodar esta historia épica, con todo el despliegue técnico que tuvimos la oportunidad de manejar, fue sumar la calidad y la experiencia de CMO con todos los grandes valores de este clásico de la televisión hispana. Reunir a ese gran elenco y de la mano de Rodrigo Triana, Sergio Osorio y Camilo Vega, y la magnificencia con la que Telemundo acostumbra a tener en sus superseries.

El rodaje en Villa de Leyva fue un lujo. Vivir en esa hermosa ciudad, impactar positivamente a la región no solo con el rodaje y todo lo que eso implica a nivel cultural y económico, sino ser parte de la reactivación de una región que vio sus hoteles, restaurantes, los negocios locales y tantos puestos de trabajo que se pudieron dar gracias a una superinversión y el apoyo, al igual que en Pálpito, de los incentivos CINA que estimulan los rodajes e inversión en la industria audiovisual en Colombia.

A su trayectoria también se suman La venganza de Analía (cocreadora) y La niña, y películas como Soñar no cuesta nada y Siempreviva. ¿Qué huella le han dejado estas producciones?

Cada una de esas producciones está llena del sello de calidad CMO, historias que hablan de temas importantes para poner sobre la mesa de una sociedad, historias que nos han dado glorias, como las de Soñar no cuesta nada con su taquilla, recibiendo en el público en general y participar por Colombia en los Óscar y Premios Goya.

Siempreviva es de las películas más entrañables que hemos producido. La niña, candidata a los Premios Platino y los Emmy, que fue sumar con el equipo de Caracol TV, liderado por Juana Uribe (escritora de la serie), en una gran historia que amamos profundamente, y crear con Clara María Ochoa, mi socia.

La venganza de Analía fue quizá una de las experiencias más grandes de nuestra carrera y de la que siempre recibimos los mejores comentarios. Ha sido un recorrido con cada serie y película por contar la historia de la esencia de ser colombiano, contar historias nuestras que viajan e impactan muchos seres humanos y que nos dan siempre la posibilidad de crear empleo, de crecer con nuestros equipos.

Escenas de accidentes, de explosiones y de más situaciones se ven en las diferentes producciones. ¿De qué manera se trabaja para evitar que esos accidentes ficticios se vuelvan reales?

Sencillamente, con protocolos muy estrictos de seguridad y trabajando con los mejores proveedores de servicios en el campo. Es la suma de experiencia y consciencia de la necesaria seguridad para el equipo.

CMO está bajo el mando de dos mujeres. ¿Cómo ha evolucionado el rol de la mujer en los últimos 20 años en el campo audiovisual a nivel de Latinoamérica?

En CMO nos hemos movido en la vida con calidad, con historias, con resultados. Sin lugar a dudas, el crecimiento en los roles ejecutivos y directivos en la industria vienen en ascenso, y eso es aplaudible. Las mujeres hemos ganado a punta de trabajo sus espacios, y es así como muchas mujeres directoras, guionistas, productoras, fotógrafas, sonidistas y demás roles ocupan un espacio visible en la industria. Y en CMO no sólo aplaudimos, sino que cada vez trabajamos con más mujeres en cargos que antes no eran ocupados por nosotras, pero también somos una empresa diversa, que aplaude que las personas sean valoradas no por ser hombre, mujer o una persona no binaria, sino por su talento y competencias. Eso es lo ideal en cualquier industria y es donde debemos llegar en cualquier sociedad.

Pálpito ha dejado la vara más alta para CMO. ¿Se puede adelantar qué más vendrá en este año?

En nuestro departamento CMO Contenido Original estamos trabajando en nuevas series y películas originales, escribiendo una serie que pronto se llevará a rodaje, en preproducción de la primera película de Camilo Vega, el director de Pálpito y La venganza de Analía, y fortaleciendo como siempre nuestros procesos ISO 9001:2015 para cada vez aprender más de las lecciones dejadas por cada producción y aplicándolas en nuestros procesos. Creciendo, creando y construyendo con nuestros aliados nuevas ficciones que apasionen a los espectadores.

Visita a Ecuador
Piñeres además es presidente de Egeda Colombia, que es la Sociedad de Gestión Colectiva al Servicio de los Productores Audiovisuales. En julio tiene previsto asistir a la cumbre anual de todas las oficinas de Egeda, que se desarrollará en Quito. “Es la primera vez que invitan a un presidente, porque estas cumbres siempre son solo con los gerentes, y voy a estar dando unas conferencias en Quito, presentando una de mis películas, Del amor y otros demonios, novela de Gabriel García Márquez”, señala.

“Nosotros somos la Egeda número uno en Latinoamérica, después de la de España. Es lo que más sabemos recoger en derechos de productores, y vamos a dar como todo el input de cómo estamos representando a los productores con sus obras y todo lo que se hace en Colombia con Egeda”, agrega la productora, que planifica arribar a la capital de los ecuatorianos el 25 de julio y retornar a su país el 28 de ese mismo mes.

Otros cargos de Ana Piñeres
Fue presidente de la Asociación Colombiana de Productores de Cine Independiente; miembro fundadora y representante de los productores cinematográficos en la junta directiva de la Academia Colombiana de Artes y Ciencias Cinematográficas.
Es actual miembro de la junta directiva de Proimágenes Colombia.
Se ha desempeñado como docente desde hace más de 20 años en instituciones como la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños; Universidad Jorge Tadeo Lozano; Pontificia Universidad Javeriana; Politécnico Grancolombiano; Universidad Autónoma de Bucaramanga; Universidad de Antioquia; la Universidad de Medellín, entre otras.
También ha impartido másteres, diplomados, masterclass, conferencias, asesorías de tesis de grado.
Ha sido jurado de convocatorias oficiales de los ministerios de Cultura de Ecuador y Perú; Ibermedia; FDC; y en el máster de Escritura Creativa de la Universidad Nacional y las convocatorias del Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de Colombia. (I)

Carmen Carchi
ccarchi@eluniverso.com