WICHOS INFORMA  04 NOVIEMBRE 2020 

(Extractos) El reconocido líder social del Catatumbo, Jorge Luis Solano Vega fue asesinado por sicarios desconocidos en la puerta de su vivienda en el barrio Miraflores de Ocaña.

El hecho que se presentó pasada la una de la tarde del martes tres de noviembre, se suma como una muerte más de los líderes por los Derechos Humanos en el país (…)


Solano quien a diario presentaba un programa a través de sus redes sociales, fue un tajante defensor de los recursos públicos de las entidades públicas del municipio.

Jorge Luis era actualmente el líder del revocatorio del alcalde de Ocaña, Samir Fernando Casadiego Sanjuan, y además un veedor fiel del hospital de Ocaña.

Con mucho dolor, este medio de comunicación extiende palabras de condolencias a sus familiares. Paz en su tumba.

3 de noviembre de 2020

Adendum:

El asesinato sistemático de líderes sociales, Indígenas y excombatientes de las Farc-ep es fruto de la complicidad por acción y omisión del régimen Duque/Uribe. Su clara respuesta ha sido afirmar con cinismo que lo que pasa no es tan grave.

El 3 de marzo la Ministra del Interior Alicia Arango en la Mesa por la Vida celebrada en Puerto Asís (Putumayo) aseguró que era mucho más grave el fenómeno del robo de celulares que el del asesinatos de líderes sociales, y al día siguiente se lamentaba ante los medios porque “todos chillan por los líderes sociales y no por otros muertos”, expresando el desprecio que le merecen a la burguesía y los terratenientes la Vida de las personas que defienden los Derechos Humanos.

En Colombia, el régimen fascista de Iván Duque, quien ocupa ilegalmente la presidencia gracias a la compra de votos con dineros del narcotráfico, ha entronizado que “el árbitro” que dirimirá las impugnaciones que desde el campo popular se le planteen, es la violencia. Que hace llamar, “violencia legítima del Estado”

El imperialismo norteamericano durante largos años ha formado la mentalidad militar y policial con la doctrina del “enemigo interno”, y sus consecuencias tienen que ver con los modelos de represión que se imponen en Colombia, entre los cuales están la persecución a todos los que son catalogados de comunistas y subversivos, ya sean trabajadores, campesinos, estudiantes, intelectuales, profesores, sindicalistas, líderes sociales, indígenas o defensores de derechos humanos… El trato militar y represivo a cualquier protesta, por justa y legitima que sea, la oposición a cualquier reforma real de la estructura económica y política del país, el aprendizaje de métodos de tortura que son enseñados en los manuales de guerra de EEUU, que son traducidos y adaptados por las fuerzas armadas de Colombia, y la creación de grupos paramilitares para combatir a lo que se denomina el “enemigo comunista”.

Tomado de wichosinforma.com y http://www.pacocol.org/index.php/noticias/ddhh/13407-colombia-el-estado-fascista-y-el-asesinato-de-lideres-sociales-y-excombatientes

https://www.pacocol.org/index.php/noticias/ddhh/11732-continua-exterminio-de-lideres-sociales-bajo-el-ilegal-regimen-duque-uribe