El presidente de Chile anunció la puesta en marcha del plan de búsqueda de detenidos desaparecidos durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Recordando al presidente Salvador Allende y adelantando el trabajo que se realizará en materia de derechos humanos y sobre los 1.192 detenidos desaparecidos en la dictadura, el mandatario Gabriel Boric inició este domingo una jornada de conmemoración y reflexión a 49 años del golpe de Estado en Chile. 

“Hay mil 192 detenidos desaparecidos que todavía no sabemos dónde están, no es aceptable, no es tolerable, no lo podemos naturalizar”, dijo el mandatario durante un acto en el palacio de La Moneda.

«Hace 49 años el presidente Salvador Allende y sus colaboradores y colaboradoras (…) nos dieron una lección histórica de lealtad, consecuencia (y) sobre todo de dignidad». 

«En sus últimas palabras nos recuerda que siempre estará junto a nosotros y ese metal tranquilo de su voz sigue resonando hasta el día de hoy», agregó el presidente antes de aludir a las víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet.

Boric aludió a los hechos que están marcando nuestra historia, como es el caso del plebiscito del fin de semana pasado en el que se impuso contundentemente el Rechazo, con lo que se terminó desestimando la propuesta de Constitución elaborada por la extinta Convención.

En este sentido, apeló a la continuidad del proceso constituyente, manifestándose confiado de que durante su período el país pueda tener una nueva Carta Magna, redactada en democracia y de acuerdo a la institucionalidad.

«Estoy profundamente convencido que durante nuestro periodo tendremos una Constitución de la cual todos y todas, más allá de nuestras legítimas diferencias, podamos sentirnos orgullosos», dijo al respecto.

El 11 de septiembre de 1973 el ejército de Chile perpetró un cuartelazo para deponer al gobierno de la Unidad Popular e instaló en el poder al general Augusto Pinochet.