Plano público

Cicerón Flórez Moya

En el ejercicio del periodismo, en la conversación cotidiana con quien fuera, en el escenario al cual accediera en función de sus relaciones de persona activa en la vida nacional o en el remanso de la amistad, Germán Castro Caycedo era un ser con fluidez humana constante. No simulaba su calidez, ni inventaba posturas ficticias. Su expresión de sinceridad estaba en su carácter, en su conducta. Esa condición existencial suya la mantuvo siempre, en armonía con las responsabilidades que asumió en la travesía de su vida, animada por la autenticidad.

Con ese mismo talante Castro Caycedo realiza su trabajo en el periodismo, el cual lleva a una dimensión de vigorosa relevancia. Lo suyo no es la inmediatez del hecho sino todo el entramado de acontecimientos de vida en un contexto dado. Lo que trasciende no es lo accidental. Es la información entendida en la diversidad de elementos que la articulan a la comunidad. Así sus crónicas son el tejido de la realidad con pluralidad de contenidos.


El periodismo de Germán Castro Caycedo está en función de la realidad surtida de actos protagonizados por seres vivos o surgidos de las entrañas de la naturaleza, tan dinámica como cambiante.

El legado de Germán Castro Caycedo es un periodismo hecho de realidades cotidianas, interpretadas con una proyección de actualidad funcional. Sus libros son historias con movimiento, donde hay nombres, rostros, voces, espacios habitados, desolaciones desgarradoras, encuentros sorprendentes, horizontes con aproximaciones y lejanías y hasta sueños rotos. Todos sus libros están bien escritos y su contenido de crónica en la mayoría garantiza su vigencia. Estos son los títulos, sin tomar en cuenta el orden de su publicación: El hueco, La bruja, Mi alma se la dejo al diablo, El Karina, Colombia amarga, Perdido en el Amazonas, Una verdad oscura, El Alcaraván, El Palacio sin máscara, Que la muerte espere, Operación Pablo Escobar, Huellas, Con las manos en alto, Colombia X, La tormenta, Sin tregua, Hágase tu voluntad, Candelaria, El cachalandrán amarillo, El hurakán, Objetivo 4, Nuestra guerra ajena, La muerte de Giacomo Turra, Más allá de la noche.

Castro Caycedo puso sus querencias de periodista en la Colombia que muchos no ven. En su presentación de “El cachalandrán amarillo” (cuentos) dice que ese libro “recoge una serie de mitos e historias, algunas veces de suspenso, otras dulces,chistosas o románticas en su forma y lejos de un juego literario son más el resultado de la investigación periodística más larga que he realizado en mi vida profesional, tratando de hallar el alma del hombre colombiano”. Una nota que da cuenta de suapego a la nación viviente.

Nos duele la muerte de Germán Castro Caycedo.

Puntada

La buena calificación al municipio de Cúcuta por su desempeño fiscal le da puntos
positivos a la administración del alcalde Jairo Yáñez.

Cicerón Flórez Moya