Caracas, 3 mar (PL) Pese a los planes golpistas de la oposición nacional, apoyados por el Gobierno norteamericano, los recientes intentos para derrocar a la Revolución bolivariana fracasaron contra todo pronóstico, advirtió hoy el periodista Eleazar Díaz Rangel.

De acuerdo con el analista, los sectores adversos al poder apoyaron el cerco económico y mediático así como las permanentes alzas de precios para crear un insoportable grado de descontento que llevarían al pueblo, con apoyo de desprendimientos militares, a una explosión social.

Otra de las variantes más agresivas apostó por introducir a la fuerza ‘ayuda humanitaria’ con el apoyo del autoproclamado mandatario interino, Juan Guaidó, y mayor participación de factores externos, particularmente de Washington y Bogotá, instigadores de los hechos de hace una semana en las fronteras con Colombia y Brasil.

En su habitual columna de domingo en el periódico Últimas Noticias, el analista confirmó que estas intentonas nuevamente se enfrentaron con la solidez de un proceso de 20 años de respaldo popular, basado en la unión cívico-militar.

Sin embargo, advirtió, resta la intervención militar de los Estados Unidos como opción.

‘Reiteradamente han dicho, tanto Donald Trump como sus allegados de más confianza, que esa opción no ha sido descartada. La tienen ahí, en espera, e incluso han agregado a Cuba y Nicaragua. Los paraliza que la mayoría de los jefes de Estado de América Latina está en desacuerdo con el uso de la fuerza’, señaló.

Apenas el mandatario colombiano, Iván Duque, la apoya contando con las bases militares estadounidense y sus propias fuerzas. A eso se añade que las opiniones con reservas de oficiales estadounidenses, seguros de que no será una operación como las que realizaron en Panamá o República Dominicana, añadió.

En Venezuela habrá mayor resistencia, de pueblo organizado, de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana así como de movimientos sociales de la nación y la región, reafirmó.

Las autoridades de Caracas permanecen alertas ante este escenario, precisó Díaz Rangel, el propio presidente Nicolás Maduro llamó a ‘profundizar la organización para la defensa de la Patria’. Exhortación que, a la luz de los recientes atentados terroristas, debe extenderse a una mayor vigilancia y protección de bienes y servicios públicos, concluyó.

rgh/ebr