Las fuerzas militares de Colombia abatieron al menos a 6.402 civiles entre 2002 y 2008 y los presentaron como ¬ębajas en combate¬Ľ. Estas cifras de ¬ęfalsos positivos¬Ľ, como se conocen en Colombia, es mayor de lo que se hab√≠a reconocido en el pasado y muestra que ese periodo, durante el cual gobern√≥ √Ālvaro Uribe V√©lez, quien fue el principal inspirador de esas masacres, cuando se registr√≥ ¬ęel 78% del total de la victimizaci√≥n hist√≥rica¬Ľ.

¬ęEl 66% del total nacional de v√≠ctimas se concentr√≥ en 10 departamentos, incluidos todos los territorios priorizados durante dicho periodo¬Ľ. La corte calific√≥ lo ocurrido como un ¬ęfen√≥meno macro criminal¬Ľ.

Cerca de 1.500 militares estuvieron involucrados en la pr√°ctica directa de los ¬ęfalsos positivos¬Ľ, con la que las fuerzas armadas buscaron presentar buenos resultados a sus superiores, haciendo creer que estaban combatiendo a las guerrillas y bandas criminales, cuando en realidad trabajaban en asocio con ellas.

Los falsos positivos fueron una de las manifestaciones más crueles de la guerra en Colombia y, aunque muchos colombianos ya eran conscientes de ello, estas cifras han generado sorpresa porque revelan dos cosas inéditas:

Primero, la magnitud del esquema de cuotas en el ej√©rcito: los n√ļmeros de investigaciones preliminares hablaban de un m√°ximo de 3.000 v√≠ctimas de los falsos positivos. Que la cifra aumente a 6.402 sugiere que los falsos positivos fueron una pr√°ctica menos aislada de lo que dijeron las instituciones se√Īaladas.

Pero, además, el informe apunta a que el trabajo previo de la Fiscalía fue deficiente, lo que algunos han interpretado como un intento de encubrimiento.

El expresidente √Ālvaro Uribe ha venido abogando por su disoluci√≥n por la disoluci√≥n de la JEP (Justicia Especial para la Paz), con el argumento de que no garantiza la sanci√≥n de los victimarios del conflicto, pero en la realidad su intenci√≥n, apunta a enterrar cr√≠menes que lo incriminan, pues seg√ļn el informe, presentado por la JEP, el 78% de las v√≠ctimas de los falsos positivos murieron durante su gobierno.

Un grupo de militares en retiro, confesó recientemente ante la JEP, lo siguiente:

¬ęMaquinamos un teatro para mostrar un supuesto combate por la presi√≥n que hab√≠a de los altos mandos¬Ľ.

Estas palabras pronunciadas por el militar retirado N√©stor Guillermo Guti√©rrez, saca a la luz la verdad sobre los llamados falsos positivos, la operaci√≥n del ej√©rcito colombiano durante el gobierno de √Ālvaro Uribe (2002-2010) que mat√≥ civiles para pasarlos como bajas de combate.

¬ęNo es f√°cil estar ac√° frente a las v√≠ctimas. No voy a justificar lo que hice. Asesinamos personas inocentes, campesinos¬Ľ, dijo Guti√©rrez ante un centenar de v√≠ctimas convocadas por la Jurisdicci√≥n Especial para la Paz (JEP), la corte transicional que investiga el conflicto armado.

Así como otros nueve exsoldados, Gutiérrez dio estas estremecedoras declaraciones durante un evento frente a las víctimas de los falsos positivos en el Catatumbo, en el oriente del país.

¬ęYo ejecut√©, yo asesin√© familiares de los que est√°n ac√°, llev√°ndolos con mentiras, con enga√Īos, les dispar√©, asesin√°ndolos cruelmente y poni√©ndoles un arma al lado, para decir que era un combate, que eran guerrilleros, y manchar el nombre de esa familia, destruirla, dejar unos hijos sin padre, dejar unos padres sin hijos¬Ľ, dijo Guti√©rrez.

*VER DOCUMENTO AUDIOVISUAL: