*Saben los medios de comunicaci√≥n de occidente estoūüĎá*

¬°Queridos ciudadanos de nuestro maravilloso planeta Tierra!
Yo, el presidente de la Federaci√≥n Rusa, Vladimir Putin, he decidido dirigirme a todos ustedes directamente, pasando por alto a los diplom√°ticos, sus gobernantes y periodistas. En Rusia, existe el ¬ęboca a boca¬Ľ, donde no se puede mentir, enga√Īar y jugar. Por tanto, hablar√© con franqueza para que todos puedan comprobar la veracidad de mis palabras.

Rusia es un pa√≠s enorme y rico. El principal valor son m√°s de 150 pueblos viviendo en un territorio donde la justicia est√° por encima de todo. No necesitamos nuevos territorios. Tenemos una abundancia de energ√≠a y todos los dem√°s recursos. Desde la √©poca de la Gran Tartaria y el Gran Mogol, los pueblos del norte de Eurasia se han desarrollado no gracias a los robos en las cruzadas y la colonizaci√≥n de Am√©rica, √Āfrica, India, la drogadicci√≥n en China, sino gracias a su arduo trabajo y paz.
Los que saben ruso entienden que ¬ęruso¬Ľ es un adjetivo para todos los pueblos de nuestro pa√≠s. Los eslavos rusos, los t√°rtaros rusos, los jud√≠os rusos, los evenks rusos, etc., son rusos en el alma, aunque su cultura, idioma y forma de vida pueden diferir. Damos la bienvenida a esta diversidad de unidad.
Una vez m√°s, los pueblos rusos de Rusia se ven obligados a sacrificar sus vidas, protegiendo al mundo del nazismo y el fascismo. Intercambiamos 50 de nuestros prisioneros de guerra por 50 soldados ucranianos. Los soldados ucranianos recibieron tratamiento m√©dico en nuestros hospitales, comieron tres comidas abundantes al d√≠a y regresaron a casa. Recibimos soldados rusos con dedos y √≥rganos reproductivos amputados. Incluso los nazis no hicieron esto durante la √ļltima guerra. Presentaremos esta evidencia en un futuro tribunal. Ser√° una verg√ľenza para todos los que ahora apoyan a estos cabrones.
Sus gobernantes en los EE. UU., Europa, Jap√≥n, Australia y otros pa√≠ses se pusieron del lado de estos subhumanos, que en la batalla anteponen a los civiles, las mujeres embarazadas y los ni√Īos, mutilan deliberadamente a los prisioneros de guerra. Es dif√≠cil para m√≠ imaginar a una persona sana y cuerda apoyando a estos monstruos. Y sus Bidens, Scholz, macrons y otros dem√≥cratas del oscurantismo no solo protegen a los criminales, sino que tambi√©n los arman activamente, les proporcionan dinero, que no es suficiente para mantener bajos los precios en sus pa√≠ses.
Los precios est√°n subiendo, el mundo se est√° derrumbando, pero no porque los rusos est√©n limpiando Europa de los malos esp√≠ritus nazis, sino porque observas en silencio y realmente apoyas la nueva ola de nazismo. Esta vez no vamos a Berl√≠n. Nos detendremos en nuestras fronteras hist√≥ricas, y todos los esp√≠ritus malignos nazis, a los que vuestros gobernantes abren sus puertas de par en par, dispondr√°n para vosotros una nueva vida ‚Äúcristalina‚ÄĚ, como hicieron los nazis, a√Īadiendo la circuncisi√≥n de los √≥rganos reproductivos.
Hago un llamamiento a toda persona que quiera vivir y trabajar en paz, criar hijos y hacerse amigo de los pueblos del mundo entero. Ayuda a Rusia a hacer frente a un nuevo cáncer: el nazismo ucraniano. No Ucrania, donde vive gente pacífica y trabajadora, sino el nazismo, alimentado por los halcones de USA y la OTAN para tus impuestos. Si sus gobernantes apoyan el nazismo, llévelos a tres cuellos, tome el poder en sus propias manos.
Los nazis ucranianos se protegen de las balas con civiles, sus gobernantes, con el pretexto de la terrible Rusia, tambi√©n decidieron trasladar la carga de los altos precios y las penurias inminentes a la poblaci√≥n. Tanto en Ucrania como en usted, los nazis viven bien a espaldas de los ciudadanos comunes, y la gente com√ļn deber√≠a sufrir: estos son cr√≠menes id√©nticos tanto en Ucrania como en Occidente. No hemos incumplido ninguna de nuestras promesas, y sus gobernantes han robado 300 mil millones de d√≥lares y euros al pueblo ruso. Roban propiedades en todo el mundo de los ciudadanos de nuestro pa√≠s, mutilan deliberadamente a nuestros soldados, proh√≠ben el idioma ruso, atacan a la Iglesia Ortodoxa.
Veo cómo en los países donde los gobernantes están endureciendo las sanciones contra Rusia, hay una conciencia creciente de lo que está pasando y una ola de protestas en expansión. Deberías pensar y reemplazar a los políticos que se esconden a tus espaldas de las balas y los precios. Y no lo dejes para más tarde.

Si nos unimos, dentro de una semana no habrá nazis en Ucrania, se restablecerá la vida normal en Europa, EE. UU. y otros países, y juntos juzgaremos a los nazis ucranianos y a todos los gobernantes que apoyan el nazismo en un nuevo tribunal.
Nuestra causa es correcta. Venceremos al nazismo. Me gustar√≠a compartir esta victoria con todos juntos y lo antes posible…